Un grupo de encapuchados agrede brutalmente a un sacerdote en Nicaragua

(ADI).- Un grupo de encapuchados ingresó a la casa de un sacerdote de la diócesis de León (Nicaragua) y lo golpeó salvajemente la madrugada del 15 de septiembre, en lo que constituye una nueva agresión directa contra la Iglesia en el país.

Según informaron los medios locales, los desconocidos ingresaron a la casa del P. Abelardo Toval Ayesta, párroco de San Juan Bautista de Sutiaba, y lo golpearon fuertemente en el rostro, costillas e incluso intentaron asfixiarlo.

El P. Víctor Morales, responsable de comunicación de la diócesis de León, explicó a la prensa que “por el patio se metieron tres personas con los rostros tapados, lo amarraron y golpearon fuertemente y lo dejaron amarrado. Le robaron varias cosas de valor”.

Tras lo ocurrido, el obispo auxiliar de Managua, Mons. Silvio Báez, rechazó enérgicamente el ataque. “Lamento y condeno la brutal agresión sufrida hoy de parte de encapuchados por el Padre Abelardo Toval párroco de Sutiava en León. El Padre corre el peligro de perder un ojo. Mis oraciones por él, por Mons. Bosco Vivas y por todo el clero de la diócesis de León”, escribió el prelado en su cuenta de Twitter.

Por su parte, la arquidiócesis de Managua informó, a través de su cuenta de Facebook, que “su Eminencia Cardenal Leopoldo José Brenes, Arzobispo Metropolitano de Managua se ha comunicado directamente con el Padre Abelardo Toval de la Diócesis de León”.

El cardenal manifestó al sacerdote “su cercanía y oración por la situación violenta que vivió esta madrugada”. “Pide a los fieles continuar orando por todos los sacerdotes”, añadió el texto de la arquidiócesis de Managua.

Desde el mes de abril, Nicaragua se enfrenta a una grave crisis por las protestas desatadas contra el presidente Daniel Ortega.

Las manifestaciones de los civiles han sido violentamente reprimidas por los grupos afines al Gobierno y varios obispos y sacerdotes han sido atacados y amenazados.

Etiquetado , , , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario