Un misionero italiano es secuestrado por yihadistas activos en Níger

(ADI).- El misionero italiano Pierluigi Maccalli ha sido secuestrado en Níger durante la noche del 17 al 18 de septiembre. Este religioso de la Sociedad de las Misiones Africanas ha sido capturado por presuntos “yihadistas activos en la zona”, según ha informado en declaraciones a la agencia Fides el sacerdote Mauro Armanino, misionero en Niamey.

El P. Armanino ha confirmado que desde hace algunos meses la zona en la que se encontraba el misionero secuestrado “ha estado en estado de emergencia debido a la presencia de terroristas de Mali y Burkina Faso”.

Hasta el momento no se conocen más detalles del secuestro del P. Maccalli, originario de la diócesis italiana de Crema, y que durante muchos años fue misionero en Costa de Marfil. En la actualidad se encontraba en la misión de Bomoanga, en la diócesis de Niamey, en Níger.

Durante mucho tiempo el religioso ha unido la evangelización y la promoción humana: escuelas, dispensarios y capacitación para jóvenes agricultores.

Atento a las cuestiones relacionadas con las culturas locales, el misionero italiano ha organizado reuniones para abordar cuestiones y contrastar prácticas relacionadas con las culturas tradicionales, incluida la ablación de las niñas, que han atraído cierta hostilidad hacia su persona.

Podría ser este —han apuntado fuentes locales— uno de los motivos del secuestro, que ha tenido lugar una semana después de su regreso de un período de descanso en Italia.

La Misión Católica de los Padres de la Sociedad de Misiones Africanas se encuentra en el área de Gourmancé (sudoeste) hacia la frontera con Burkina Faso y a unos 125 km de la capital, Niamey.

El pueblo Gourmancé está completamente dedicado a la agricultura y se estima que en esta región viven alrededor de 30 mil habitantes.

La Misión es de los años 90, y los pueblos visitados por los misioneros son más de 20, incluyendo 12 con pequeñas comunidades cristianas, a más de 60 kilómetros de distancia.

Tagged , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario