Un sacerdote es agredido por la Policía Nacional de Nicaragua

(ADI).- El sacerdote Edwin Román denunció haber sufrido una agresión por parte de la Policía Nacional de Nicaragua durante una misa celebrada en Masaya, a través de un vídeo publicado hoy en las redes sociales.

El P. Román dijo haber sido agredido este domingo por el subdirector de la Policía Nacional, Ramón Avellán, cuando salió de la iglesia para pedir a un grupo de agentes que no interrumpieran la celebración de la misa con canciones de contenido político a alto volumen.

“Afuera estaban unos antimotines, entre ellos la cabecilla, el comisionado Avellán, con música de alto volumen pro Gobierno, yo me acerqué para que le bajaran el volumen, entonces ahí mismo fui agredido por Avellán, que me empujó, me dijo que me quitara”, afirmó el sacerdote en el vídeo.

“Prácticamente una jauría me empezó a insultar con palabras que no las puedo predicar”, añadió.

El párroco de San Miguel de Masaya es uno de los que más ataques y agresiones físicas ha sufrido por parte del oficialismo tras el estallido de las protestas contra el presidente Daniel Ortega en el mes de abril, que han dejado entre 322 y 481 muertos, según diferentes organismos de derechos humanos locales y extranjeros.

En esta ocasión “quise poner la denuncia públicamente ante la comunidad internacional y ante el pueblo nicaragüense”, destacó.

La Iglesia católica y el Gobierno mantienen distancia desde julio pasado cuando la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN), que sirve de mediadora en el diálogo nacional entre la Alianza Cívica que representa a la sociedad civil y el Gobierno, pidió a Ortega adelantar a marzo de 2019 las elecciones de 2021, para superar la crisis.

“Me dolió que los señores obispos tuvieran esa actitud de golpistas”, manifestó Ortega el 19 de julio, durante la celebración del 39 aniversario de la revolución sandinista en Nicaragua.

La oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) ha responsabilizado al Gobierno de “más de 300 muertos”, así como de ejecuciones extrajudiciales, torturas, obstrucción a la atención médica, detenciones arbitrarias, secuestros, violencia sexual, entre otras violaciones a los derechos humanos.

Por su parte, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha alertado de que miembros de la Iglesia católica sufren ataques por su mediación en el diálogo y por proteger la integridad física de los manifestantes.

Las protestas contra Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, comenzaron el 18 de abril por unas fallidas reformas de la seguridad social y se convirtieron en una exigencia de renuncia del mandatario, después de once años en el poder, con acusaciones de abuso y corrupción.

Etiquetado , , , , , , , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario