El Gobierno de Irak ordena destinar más fondos para dar respuesta a las demandas en Basora

(ADI).- El Consejo de Ministros de Irak ordenó este sábado destinar fondos adicionales para mejorar las condiciones de vida en Basora y pidió que se respete el derecho a la manifestación pacífica en la ciudad.

El Gobierno desveló en un comunicado que enviará una delegación a la ciudad para analizar la respuesta a las demandas de la población y añadió que el equipo “permanecerá en Basora hasta concluir su tarea”.

El comunicado fue publicado después de una sesión parlamentaria de urgencia para abordar la situación, tras la muerte de varias personas en el marco de las protestas.

La sesión estuvo marcada por la tensión y por un altercado verbal entre el primer ministro, Haider al Abadi, y el gobernador de Basora, Asaad al Eidani, tal y como informaron fuentes oficiales citadas por la prensa local.

Las autoridades iraquíes levantaron este sábado a última hora el toque de queda impuesto desde las 16.00 (hora local) en la ciudad de Basora en el marco de las violentas protestas que se registraron en la localidad para reclamar mejoras en los servicios básicos y más oportunidades laborales.

El Ejército iraquí señaló que las calles de Basora volvieron a la calma tras días de protestas violentas que se saldaron con numerosos heridos y muertos.

Los organizadores de las manifestaciones dijeron que, a pesar de que las protestas cesaron este sábado, aún existe una fuerte presencia de las fuerzas de seguridad en la ciudad.

La falta de electricidad o de agua potable sacó a la calle a miles de personas que acusan a las autoridades de anteponer sus intereses por encima de los de la ciudadanía. La ola de protestas comenzó el lunes y derivó en incidentes violentos de forma diaria.

El Mando de Operaciones de Basora anunció el viernes por la noche la imposición de un nuevo toque de queda para tratar de contener las manifestaciones. “Las fuerzas de seguridad detendrán a todo el que esté en la calle”, avisó la institución.

Entre los objetivos atacados en las protestas de ese día figura el consulado iraní en Basora, situado en el barrio de Al Bardaiya, según informaron fuentes de seguridad locales. Los manifestantes también entraron en una planta de tratamiento de agua a unos 65 kilómetros de la ciudad y retuvieron en su interior a dos empleados.

Esta crisis ocurrió en un momento de parálisis política en Bagdad.

Tras largos meses para llevar a cabo el recuento de votos de las legislativas de mayo, el Parlamento iraquí no se puso de acuerdo el lunes para elegir a su presidente.

Además, la sesión inaugural fue aplazada después de que dos coaliciones aseguraran contar con la mayoría de los escaños y el derecho a formar Gobierno. El Tribunal Supremo Federal tendrá que pronunciarse sobre la situación en unos 15 días.

Tagged , , , , , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario