Muere el emir del Estado Islámico en Afganistán

(ADI).- El Directorio Nacional de Seguridad de Afganistán ha confirmado este domingo la muerte de Saad Arhabi, emir del Estado Islámico en Afganistán (o Estado Islámico-Jorasán) en un ataque aéreo en la zona de Khogyani, en la provincia este de Nangarhar.

Arhabi es el cuarto jefe de la rama afgana del Estado Islámico eliminado en Afganistán en los últimos dos años. Su antecesor, Abu Sayed Bajauri, fue asesinado en julio de 2017.

En el ataque murieron también otros diez milicianos de la organización, según ha indicado el Directorio Nacional de Seguridad en un comunicado, que señala que se han destruido, además, varios arsenales durante una serie de redadas.

El portavoz de las fuerzas estadounidenses en Afganistán, Martin O’Donnell, ha confirmado que Washington ha llevado a cabo un ataque este sábado en el país contra “un alto cargo de una organización terrorista”.

Por su parte, el gobernador provincial de Nangarhar ha hecho hincapié en que Arhabi es el cuarto líder del Estado Islámico que muere desde julio de 2017 en el país.

El grupo intensificó en 2015 sus operaciones en Afganistán y Pakistán, países que aspira a incluir en una provincia de su Califato, a través de la sección Jorasán.

En Afganistán, que consta de 34 provincias, la presencia del Estado Islámico se centra en las zonas próximas a Pakistán, aunque los yihadistas también procuran afianzarse en las regiones del norte fronterizas con las naciones de Asia Central.

El Departamento de Defensa de Estados Unidos estima que hay unos dos mil milicianos de la organización extremista en Afganistán.

Tagged , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario