Irak acepta con renuencia cumplir las sanciones de Estados Unidos contra Irán

(ADI).- El primer ministro iraquí, Haider al Abadi, ha dicho el martes estar obligado a regañadientes a respetar las sanciones estadounidenses contra su vecino Irán, recordando que su país sufrió 12 años de embargo internacional.

“No apoyamos las sanciones porque son un error estratégico, pero estamos obligados a respetarlas”, ha declarado en conferencia de prensa.

“De manera general, las sanciones son injustas, es mi posición”, ha indicado Al Abadi, al tiempo que ha añadido que su labor es “proteger a nuestro pueblo y nuestros intereses”.

Bagdad es aliado de Washington y también tiene fuertes lazos con Teherán, potencia regional chií muy implicada en los asuntos político iraquíes.

Irak es el segundo importador de productos iraníes que no son hidrocarburos, por un importe que en 2017 representó seis mil millones de dólares.

Las provincias iraquíes fronterizas con Irán dependen en gran parte de la República Islámica para el suministro de electricidad, aunque las empresas privadas iraníes cortaron el suministro en la provincia de Basora por impago.

Estados Unidos ha reimpuesto un paquete de sanciones a Irán que había levantado con el acuerdo nuclear de 2015 y que golpean la emisión de deuda, el comercio de metales o las transacciones con dólares y riales.

Tras anunciar en mayo la salida del pacto, el martes ha entrado en vigor la primera fase de las sanciones impuestas por el Gobierno de Donald Trump y en noviembre se reactivarán las penalizaciones petroleras y de transporte.

Washington persigue aislar económicamente a Teherán, forzando a compañías extranjeras, muchas de ellas europeas, a cerrar sus negocios en el país persa.

La Unión Europea (UE) ha lamentado el restablecimiento de las sanciones estadounidenses y ha hecho efectivas una serie de medidas para proteger a las empresas europeas en Irán, entre ellas el llamado “estatuto de bloqueo”.

No obstante, la realidad es que numerosas empresas europeas, principalmente multinacionales como Total, Siemens, Daimler o Peugeot, están abandonando el país por los riesgos que entraña mantener sus actividades con las nuevas sanciones.

La alta representante de la UE para Política Exterior, Federica Mogherini, ha defendido la necesidad de comerciar con Irán para mantener el acuerdo por el que el país asiático ha renunciado a su programa nuclear.

Tagged , , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario