Nicaragua: El presidente Daniel Ortega carga contra la Iglesia católica

(ADI).- El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, ha cargado contra los obispos de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, a quienes tildó de “golpistas”, y llamó a sus seguidores a no “bajar la guardia” y a la “autodefensa” en medio de la grave crisis que vive el país desde el pasado 18 de abril.

Ortega, quien encabezó un acto en conmemoración de los 39 años de la revolución que derrocó al régimen de los Somoza en Nicaragua, denunció que es víctima de una “conspiración armada y financiada por fuerzas internas y externas” que intentan derrocarlo del poder, en el que se mantiene desde enero de 2007.

Esas “fuerzas”, sostuvo, cuentan con la “complicidad” de los obispos nicaragüenses, que actúan como mediadores y testigos de un diálogo nacional.

Según Ortega, los obispos dejaron en evidencia sus intenciones “golpistas” cuando le presentaron una propuesta para superar la crisis, que incluía adelantar las elecciones generales para marzo de 2019, y reestructurar el Estado.

La Conferencia Episcopal de Nicaragua propuso a Ortega, el 7 de junio pasado, adelantar los comicios generales de 2021 al 31 de marzo de 2019, sin que él pueda presentarse a la reelección, para superar la crisis, lo que, según el mandatario, le “sorprendió” y se dijo: “(Los obispos) están comprometidos con los golpistas”.

“Eran parte del plan con los golpistas”, continuó el presidente, ante miles de nicaragüenses que se congregaron en la Plaza de la Fe, Juan Pablo II, una explanada ubicada a orillas del Lago de Managua, al que acudió, como invitado, el nuncio apostólico Stanislaw Waldemar Sommertag.

“Me duele mucho decir esto, porque le tengo aprecio a los obispos, les respeto”, señaló Ortega, quien observó que dentro de la Conferencia Episcopal hay obispos con posiciones de mayor confrontación y otros más moderados, “pero lamentablemente siempre se impone la línea de la confrontación, no de la mediación”.

Por tanto, Ortega descalificó a los obispos como mediadores del diálogo porque, a su juicio, “tomaron partido”, están comprometidos con los “golpistas” y promueven el levantamiento de “sectas satánicas”.

El mandatario nicaragüense también reprochó que los obispos hayan invitado a la ciudadanía a sumarse este viernes a un día de ayuno y al rezo de la oración de exorcismo a San Miguel Arcángel, en “desagravio por las profanaciones” de estos últimos meses “contra Dios” con la violencia desatada en el país.

“¡Qué exorcicen a los demonios que tienen allí!”, clamó Ortega, para quien los obispos hicieron esa invitación porque decidió restablecer el orden con el uso de la fuerza “y eso es lo que los tiene irritados, enfurecidos, y están llamando a exorcizarnos”.

Así, el líder sandinista hizo un llamamiento a sus seguidores a no “bajar la guardia” y a mantener activos “mecanismos de autodefensas” para evitar un “golpe de Estado” en su contra.

El pasado 9 de julio, grupos leales al presidente de Nicaragua atacaron al cardenal Leopoldo Brenes, junto a otros obispos de la Conferencia Episcopal y el nuncio Stanislaw Waldemar Sommetarg, cuando intentaban mediar en Diriamba, ciudad asediada por simpatizantes del mandatario armados.

En la localidad de Nindirí, varios paramilitares dispararon unos días después contra el vehículo en el que viajaba el obispo de Estelí, Mons. Abelardo Mata, que regresaba de celebrar la Santa Misa. El obispo logró resguardarse junto con el chófer en una casa que fue rodeada por las turbas orteguistas, que lanzaron insultos contra Mons. Mata por más de hora y media.

El país atraviesa la crisis sociopolítica más sangrienta desde la década de 1980, también con Ortega siendo presidente, que ha dejado 351 muertos, según la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANDPH).

Tagged , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario