Peregrinan al santuario de los mártires de Zhu Jia He para pedir por la unidad de la Iglesia en China

(ADI).- Un grupo de católicos chinos peregrinó el pasado fin de semana hasta el santuario de los mártires de Zhu Jia He, en la provincia de He Bei, para pedir a los santos apóstoles Pedro y Pablo, cuya fiesta se celebra el 29 de junio, por la unidad de la Iglesia en China.

La peregrinación comenzó al amanecer del 23 de junio y terminó el 24 de junio, fiesta de San Juan Bautista. Participaron cientos de fieles de la parroquia dedicada a San Miguel, ubicada en Hou Ba Jia, en el territorio de la Archidiócesis de Beijing. La lista de peregrinos fue creciendo hasta horas antes de la partida. Su intención: “pedir la intercesión de San Pedro y San Pablo para que en la Iglesia Católica en China crezca la comunión entre todos los bautizados”, según informó la agencia Fides.

La parroquia de Hou Ba Jia, construida en 2003 a las afueras de Beijing, tiene una comunidad parroquial joven y muy activa que desarrolla actividades pastorales y benéficas: catecismo, cursos de formación para niños y niñas, parejas jóvenes y fieles más mayores, novenas, el rosario, el mes mariano, campamentos de verano para niños e incluso peregrinaciones. Unas actividades en las que también participan los jóvenes seminaristas del seminario diocesano contiguo. La invitación a participar en la peregrinación se difundió a través de Wechat, una de las redes sociales más utilizadas por los jóvenes chinos.

El santuario de los mártires de Zhu Jia He, el destino de la peregrinación, se encuentra en la ciudad de Heng Shui (Jing Xian), en la provincia de He Bei. Se trata de “un lugar muy querido para los católicos chinos por el testimonio martirial de fe y amor a Cristo de los misioneros franceses San León Ignacio Mangin y San Pablo Denn”, subrayó el medio dependiente de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos.

En julio de 1900, estos dos misioneros jesuitas acogieron a miles de mujeres y niños que escapaban de la persecución perpetrada durante el Levantamiento de los bóxers, también conocido como el Levantamiento Yihétuán. Cuando los boxers atacaron a cañonazos la iglesia donde estaban reunidos, el P. Mangin dio la absolución a todos los presentes. Cuando los atacantes ingresaron al templo, asesinaron al P. Denn, que repartía la Comunión, y a todos los fieles. Luego, quemaron el sitio.

San León Ignacio Mangin y los 55 compañeros mártires de la masacre de Zhu Jia He fueron canonizados por San Juan Pablo II en el año 2000. Sobre el lugar del martirio se construyó el santuario actual, donde los católicos de la parroquia de Hou Ba Jia realizaron su peregrinación. Algunas reliquias de estos mártires se guardan en el museo municipal de Heng Shui (Jing Xian).

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario