Al Sadr hace un llamamiento para que todos los grupos armados entreguen sus armas en Irak

(ADI).- El clérigo iraquí Moqtada Al Sadr ha lanzado este viernes una campaña de desarme nacional y ha pedido que la ciudad de Bagdad, considerada su bastión personal, sea la primera en desarmarse, tan sólo dos días después de que se produjera una explosión en la urbe que causó la muerte de al menos 20 personas.

Al Sadr, cuyo bloque político ganó las elecciones parlamentarias del pasado mes de mayo, ha hecho un llamamiento para que todos los grupos armados entreguen sus armas al Gobierno y ha llegado a afirmar que el distrito de Ciudad Sadr será un área libre de armamento para finales de mes.

“Todo el mundo debe obedecer las órdenes y no obstruir esta iniciativa. Todos deberían entregar sus armas sin oponer resistencia, ya que la sangre de nuestros hermanos iraquíes es mucho más valiosa que cualquier otra cosa”, ha declarado ante sus seguidores.

De acuerdo con los analistas, el objetivo de la iniciativa es rebajar las tensiones existentes entre el influyente clérigo y el Gobierno iraquí.

Al menos 20 personas perdieron la vida y 110 resultaron heridas tras la detonación de un depósito de munición en Ciudad Sadr tan solo horas después de que el Parlamento iraquí ordenase un recuento de las papeletas de las elecciones del 12 mayo, una medida rechazada por la coalición liderada por Al Sadr.

El clérigo chií urgió entonces a sus seguidores que mantuvieran la calma tras la explosión y ordenó a su oficina que investigara el incidente.

A su vez, el primer ministro iraquí, Haider Al Abadi, cuyo partido ha resultado tercero en los comicios, declaró que almacenar munición en un área residencial era un delito y ordenó al Ministerio del Interior que investigase lo sucedido.

Al Sard, que se opone a la intervención tanto de Estados Unidos como de Irán en el país, ganó las elecciones para la sorpresa de la comunidad internacional mediante sus promesas de acabar con la corrupción y la mejora de los servicios sociales.

Por otra parte, al menos una persona ha muerto y otras catorce han resultado heridas este viernes a causa de la explosión de dos bombas en la localidad iraquí de Kirkuk, ubicada en el norte del país, según han informado fuentes de seguridad.

Estas mismas fuentes han indicado que la primera explosión ha tenido lugar cerca de la mezquita Al Abrar, en una zona donde hay varias cafeterías.

Posteriormente, un segundo artefacto ha sido lanzado en la carretera que conecta la ciudad con la capital, Bagdad. Por el momento ningún grupo ha reclamado la autoría de los ataques.

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario