El presidente de Afganistán anuncia un alto el fuego temporal con los talibanes

(ADI).- El presidente de Afganistán, Ashraf Gani, anunció hoy un alto el fuego temporal ofertado a los talibanes, después de que el lunes unos dos mil líderes religiosos afganos pidieran al grupo insurgente que abandone la guerra “ilegítima” y acepte la oferta de paz del Gobierno.

“Las fuerzas de defensa y seguridad afganas solo pararán las operaciones ofensivas contra los talibanes armados y continuarán atacando al Estado Islámico y otras organizaciones terroristas con respaldo extranjero y sus socios”, afirmó Gani en un mensaje en la red social Twitter tras un discurso televisado.

El mandatario afgano precisó que el alto el fuego comenzará el 12 de junio y finalizará el quinto día del Eid al-Fitr, festividad musulmana que marca el fin del Ramadán, que se celebrará el 19 o el 20 de junio dependiendo de la posición de la luna.

“Este alto el fuego es una oportunidad para que los talibanes reflexionen sobre su violenta campaña, que no está ganando el corazón y las mentes de los afganos sino que los está alienando de su causa”, dijo Gani.

El presidente presentó la tregua unilateral como “la encarnación” del deseo de los afganos de encontrar una resolución pacífica al conflicto armado en el país.

El anuncio de Gani, que llega después de que en febrero presentara una ambiciosa oferta de paz a los talibanes que incluía su reconocimiento como formación política o la liberación de presos, llega tras un edicto religioso o fatwa en el que se pedía a los talibanes que pongan fin al conflicto.

En el pronunciamiento legal, calificado hoy como “histórico” por el dirigente afgano, unos dos mil líderes religiosos aseguran que la guerra en Afganistán es “ilegítima y no tiene ningún tipo de justificación religiosa”.

El P. Giuseppe Moretti, misionero en la República Islámica de Afganistán desde 1990 hasta 2015, explicó también la importancia de la postura del Consejo de Ulemas: “Es la primera vez que se lanza una fatwa contra el terrorismo y la guerra civil. Es un paso fundamental en la historia de Afganistán, porque abre más que un atisbo de paz. Creo que los talibanes reflexionarán sobre esta invitación, ya que proviene de personalidades religiosas preparadas y que en Afganistán se consideran con más autoridad que los líderes políticos”.

Desde el fin de la misión de combate de la OTAN en enero de 2015, el Gobierno ha ido perdiendo terreno ante los talibanes hasta controlar apenas un 56 por ciento del país, según el inspector especial general para la Reconstrucción de Afganistán (SIGAR) del Congreso de Estados Unidos, mientras que un 11 por ciento del territorio nacional está en manos de los insurgentes y el resto está en disputa.

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario