Celebran una noche de oración por la paz en la península de Corea

(ADI).- Con la intención de encomendar a la Virgen María la paz en la península coreana y poner bajo su protección el camino de reconciliación y de acercamiento entre Corea del Norte y del Sur, el Comité para la Reconciliación del Pueblo Coreano de la Archidiócesis de Seúl organizó el pasado 31 de mayo una “Noche de oración”. La celebración tuvo lugar en el “Jardín de María”, ubicado en el complejo de la catedral de Myeongdong, en Seúl.

Según informó la agencia Fides, en el acto religioso participaron sacerdotes de Corea del Norte, consagrados, laicos, familias con parientes que están en el Norte, refugiados norcoreanos, solicitantes de asilo y miembros de la campaña, lanzada por algunos fieles, para “volver a crear una parroquia en Corea del Norte”.

En su homilía, el cardenal Andrew Yeom Soo-jung invitó a pedir por la paz en la península y por el anuncio del Evangelio en Corea del Norte, diciendo: “Cada vez que durante la historia, nos hemos enfrentado a desafíos y dificultades, la Iglesia coreana los ha vencido orando con la Virgen María. No es coincidencia que la Patrona de la Diócesis de Pyongyang sea la Reina de la Paz. Aunque el templo de piedras este destruido, la fe todavía es fuerte en Pyongyang, donde estaba el templo. Ahora es el momento de hacer nuestras las oraciones por las cuales los creyentes en Pyongyang han orado”.

“Rezamos por la paz en la península de Corea con nuestra Reina de la Paz, patrona de la diócesis de Pyongyang”, insistió el arzobispo de Seúl y administrador apostólico de Pyongyang.

Todos los presentes encendieron velas y rezaron el Santo Rosario para pedir por la reconciliación entre Corea del Norte y del Sur.

En la segunda parte del evento hubo una sesión especial en la que los refugiados norcoreanos compartieron sus historias y experiencias, relatando las dificultades experimentadas en el Norte en su vida de fe, privados de libertad religiosa.

La “Noche de María”, que este año se ha celebrado en una atmósfera pacífica, después de la cumbre intercoreana y la declaración de Panmunjom, es un momento en el que cada año la Iglesia local pide la intercesión de la Virgen por la paz y reconciliación en la península de Corea.

Etiquetado , , , , , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario