Los líderes religiosos denuncian un plan maquiavélico para repartirse la República Centroafricana

(ADI).- La Plataforma de Líderes Religiosos por la Paz en la República Centroafricana ha afirmado que la violencia que ha golpeado a Bangui en los últimos días “es la manifestación de un plan maquiavélico creado por algunos países conocidos que se hacen llamar amigos, con la complicidad de algunos patriotas”. Así, ha denunciado las causas de la “masacre ciega e innoble perpetrada el 1 de mayo” en la parroquia de Nuestra Señora de Fátima que causó la muerte de varios creyentes y civiles inocentes, incluido el P. Albert Toungoumala Baba, además de un centenar de heridos.

Según los líderes religiosos, los objetivos que persiguen los incitadores de la violencia son: repartirse el país; hacer que Centroáfrica sea ingobernable; y si fuese necesario, ponerlo bajo un protectorado. “Todas las confesiones religiosas de Centroáfrica se oponen firmemente a estas acciones de desestabilización”, se lee en una declaración de la Plataforma enviada a la agencia Fides.

El cardenal Dieudonné Nzapalainga, arzobispo de Bangui, ya se había preguntado tras la masacre sobre la existencia de “una agenda oculta”. Ahora quienes han denunciado una maniobra de desestabilización de la República Centroafricana son las principales confesiones religiosas del país, cuyos líderes han invitado a la población a “mantener la calma y a no dejarse arrastrar por el odio y la violencia”.

En este sentido, los líderes religiosos han decidido proclamar “tres días de oración en todas las iglesias y mezquitas, el 10, 11 y 12 de mayo, para pedir el retorno de la paz en los corazones y las almas y la salvaguardia del país de los peligros a los que lo empujan sus enemigos”.

También han pedido al Gobierno y a la Misión de las Naciones Unidas en la República Centroafricana (MINUSCA) que “hagan todo lo posible por llevar a los autores de estos actos de odio ante la justicia”.

(Fuente: Agencia Fides)

Etiquetado , , , , , , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario