Los milicianos del Estado Islámico renuevan su juramento de lealtad a Al Baghdadi

(ADI).- Los milicianos del Estado Islámico han renovado su juramento de lealtad al líder de la organización extremista, Abu Bakr al Baghdadi, el primer pronunciamiento de este tipo desde que el grupo yihadista perdió su autoproclamado Califato en Siria e Irak.

“Para enfurecer y aterrorizar a los infieles, renovamos nuestro juramento de lealtad al comandante de la fe y del Califato de los musulmanes, el jeque muyahidín Abu Bakr al Baghdadi al Hussaini al Qurashi”, han dicho en un comunicado.

Hisham al Hashimi, que asesora a varios gobiernos, incluido el de Irak, sobre asuntos relacionados con el Estado Islámico, ha explicado a la prensa que es la primera vez que los milicianos juran lealtad a Al Baghdadi desde que la organización extremista perdió las ciudades de Al Raqa (Siria) y Mosul (Irak), en 2017.

Desde la caída del Califato autoproclamado en 2014, se desconoce el paradero de Al Baghdadi y se ha llegado a anunciar varias veces su muerte. Fuentes locales han indicado que aún sigue vivo y se esconde en el vasto desierto que hace de frontera entre Siria e Irak.

Los ataques aéreos de la coalición internacional han acabdo con muchos de sus lugartenientes, incluidos el denominado ministro de guerra del Estado Islámico, Abu Omar al Shishani, el jefe de propaganda, Abu Mohamed al Adnani, y los gobernadores de Irak y Siria, Abu Muslim al Turkmani y Abu Ali al Anbari, respectivamente.

Los yihadistas se han esparcido por toda la región y ahora se teme que aumenten su presencia en otros territorios sensibles. En Afganistán, por ejemplo, han engrosado significativamente sus filas.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha advertido este miércoles de que la organización mantiene un “considerable potencial destructivo” que le permitiría lanzar ataques en varias regiones pese a la “derrota militar” que ha sufrido.

Putin ha trasladado esta advertencia en su mensaje a los participantes en la Conferencia de Seguridad de Moscú. “A pesar de su derrota militar, este grupo terrorista preserva un considerable potencial destructivo, la capacidad de cambiar rápidamente de táctica y lanzar ataques en distintos países y regiones del mundo”, ha asegurado el mandatario ruso.

El Estado Islámico ha ido perdiendo terreno en los últimos meses tanto en Siria como en Irak por el avance de las fuerzas gubernamentales bajo mando de Damasco y de Bagdad.

El primer ministro de Irak, Haider al Abadi, anunció el pasado 9 de diciembre el “fin de la guerra” contra las huestes de Abu Bakr al Baghdadi en el país, después de que los militares recuperaran los últimos bastiones que aún permanecían bajo control del grupo yihadista.

Sin embargo, la organización extremista ha continuado perpetrando atentados de forma diaria en distintos puntos del país, entre ellos la capital, Bagdad, y sus alrededores.

(Fuente: Agencias)

Etiquetado , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario