El Kurdistán ofrece el despliegue de sus fuerzas en las zonas en disputa de cara a las elecciones en Irak

(ADI).- Las autoridades de la región autónoma del Kurdistán iraquí han ofrecido el despliegue de los peshmerga en las regiones en disputa con el Gobierno central para reforzar la seguridad de cara a las elecciones parlamentarias, previstas para el 12 de mayo.

Irfan Hamaxan, comandante de la Tercera Brigada de Infantería de los peshmerga, ha indicado que “están preparados para volver” a estas zonas “si lo pide el Gobierno iraquí”, según ha informado la prensa local.

En la última semana han muerto al menos doce personas, entre ellas cinco miembros de las fuerzas de seguridad, en ataques perpetrados por el Estado Islámico en la provincia de Kirkuk.

Diyar Shaukat Jauar, del Departamento de Policía de Khanaqin —una de las localidades en las que se han registrado ataques—, ha señalado que “el Estado Islámico intenta exhibirse a causa de las elecciones”.

Bagdad y Erbil alcanzaron un acuerdo en 2009 para una administración conjunta de las zonas en disputa, si bien las autoridades kurdas se quedaron con el control después de que el Ejército iraquí se retirara ante el avance de los yihadistas y de que de los peshmerga vencieran a la organización extremista en Kirkuk en 2015.

Los peshmerga participaron junto a las tropas gubernamentales y las milicias aliadas a Bagdad en la ofensiva contra el Estado Islámico, que permitió a las autoridades recuperar los territorios perdidos tras la ofensiva de los yihadistas en verano de 2014.

Sin embargo, el primer ministro de Irak, Haider al Abadi, ordenó una operación militar en respuesta al referéndum de independencia celebrado en septiembre de 2017 en la región autónoma del Kurdistán, forzando a los peshmerga a retirarse de las zonas en disputa.

Al Abadi anunció el pasado 9 de diciembre el “fin de la guerra” contra el Estado Islámico en el país, después de que los militares recuperaran los últimos bastiones que aún permanecían bajo control de las huestes de Abu Bakr al Baghdadi.

El primer ministro iraquí ya anunció el 21 de noviembre la derrota militar de la organización extremista y avanzó que su Gobierno confirmaría la victoria definitiva sobre el grupo yihadista después de finalizar la persecución de sus fuerzas, dispersas en la provincia de Al Anbar.

Sin embargo, los milicianos vestidos de negro han continuado perpetrando atentados de forma diaria en distintos puntos del país, en especial en Bagdad y sus alrededores.

Al Abadi ha advertido recientemente del peligro de que se repita el colapso del Ejército y la caída de ciudades en manos del Estado Islámico, como ocurrió a mediados de 2014.

(Fuente: Agencias)

Tagged , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario