Mongolia Interior: Un sacerdote es expulsado de su parroquia y obligado a trabajar como campesino

(ADI).- El P. Ding Zhanmin, párroco de Beishaliang —en la diócesis de Hohot, en la Región Autónoma de Mongolia Interior— fue despojado de su parroquia y llevado para trabajar como campesino en un acto que recuerda las condenas a sacerdotes y religiosos a trabajos forzados durante la Revolución Cultural de China a mediados del siglo XX. La expulsión del sacerdote de su parroquia se efectuó el pasado 19 de marzo con la participación de funcionarios de la Oficina de Asuntos Religiosos de Baotou, según informó AsiaNews.

El P. Zhanmin había sido objeto de presiones y sobornos para intentar motivarlo a suscribirse a la llamada Asociación Patriótica, el órgano oficialista que controla la vida de la Iglesia local. El sacerdote optó por no registrarse con el Gobierno, aplicando la interpretación oficial de la Iglesia que no reconoce la pretensión de una Iglesia china independiente de la Santa Sede, un principio catalogado como “irreconciliable con la doctrina católica” por Benedicto XVI en su carta a los católicos chinos.

“El P. Zhanmin permaneció fiel a su conciencia y a los principios aprendidos en la Iglesia subterránea a través de los años”, comentó un feligrés a AsiaNews. “Al final no le quedó otra opción más que perder su parroquia y volver a trabajar como un campesino”. La parroquia fue asignada a los sacerdotes de la llamada Iglesia oficial, quienes presidirán las celebraciones de la Semana Santa.

“Los fieles estaban desconsolados y confundidos. Creo que la mayoría de ellos va a rechazar seguir este camino impuesto por el Gobierno”, explicó una fuente local anónima.

AsiaNews afirmó haber obtenido testimonios sobre el aumento de presiones a los sacerdotes subterráneos por parte de las autoridades, quienes extienden el rumor de que ya no existiría problema alguno para los miembros de la Iglesia si se afilian a la llamada Asociación Patriótica.

La expulsión del sacerdote de su parroquia y su prohibición de ejercer el ministerio sacerdotal forman parte de la implementación de las nuevas directivas sobre actividades religiosas que entraron en vigor el pasado mes de febrero en la República Popular China. Las normas incluyen la posibilidad de arrestos, multas y expropiaciones a las comunidades no reconocidas por el Estado.

(Fuente: AsiaNews)

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario