España: El odio anticristiano de las autoridades locales se ceba con la Cruz en Callosa de Segura

(ADI).- Fran Maciá es el polémico alcalde de Callosa de Segura, una ciudad de la Comunidad Valenciana, en España. El regidor socialista —que quedó segundo en las elecciones y que gobierna gracias a una coalición con formaciones comunistas— ha emprendido una auténtica caza contra los vecinos que llevan más de un año protestando por la arbitraria decisión de quitar la Cruz de los Caídos —un monumento histórico que recuerda a los 81 asesinados por el Frente Popular en el municipio, entre ellos dos sacerdotes de 29 y 40 años— de la plaza de la iglesia.

El alcalde no se esperaba la reacción ciudadana cuando durante más de un año los vecinos hicieron guardia para que no quitasen la Cruz. Finalmente, y gracias a un enorme dispositivo policial, logró eliminarla haciendo caso omiso a los ciudadanos, que recordaban que esa cruz era parte de las vivencias de los habitantes de Callosa y donde se fotografiaban tras las bodas, los bautizos o las comuniones.

Sin embargo, Maciá pretende seguir abusando de su autoridad para acabar con la resistencia de los vecinos. Esto ha quedado de manifiesto con el holograma de la Cruz que se proyecta desde el balcón de una vecina en la pared de la iglesia.

El alcalde ha intentado contrarrestar el holograma encendiendo la iluminación exterior de la iglesia que durante su mandato como regidor siempre había mantenido apagada. Como no lo ha conseguido ha pasado a la acción y cada día después de que Teresa Agulló, una vecina de más de 70 años, enciende el proyector la Policía Local acude a su domicilio para entregarle una multa de 100 euros.

La mujer asegura que no se dejará intimidar por el alcalde socialista y en declaraciones a la prensa dice que “sufro una persecución por ser católica” pero incide en que “no me voy a rendir”. “Lo que molesta es la Cruz, nuestra religión”, subraya.

Los vecinos de Callosa han dejado claro al alcalde que seguirán luchando ante esta injusticia y cientos de balcones de la localidad ya lucen una balconera que muestra una imagen de la Cruz eliminada de la plaza de la iglesia.

El día de la retirada de la Cruz la propia parroquia también protestaba pues la Cruz estaba en terrenos de su propiedad y se actuó sin comunicación previa, mostrando una vez más la intransigencia del Ayuntamiento, que según el párroco se movía por “intereses y presiones políticas”.

Cabe recordar que aquella noche estaba presente el propio alcalde, que junto a concejales socialistas y comunistas, bromeaban y se reían mientras se producía la retirada, provocando aún más a los vecinos que se oponían a la medida.

Toni Illán, portavoz de la Plataforma en Defensa de la Cruz, señala que el problema de la Cruz del municipio afecta a los derechos fundamentales de la libertad religiosa. En declaraciones a la prensa, Illán tacha de “indignante” el trato del equipo de Gobierno y censura el “brutal ataque a la fe católica” que significa la retirada de la Cruz.

Los vecinos de Callosa de Segura se reúnen diariamente en el lugar donde estaba la Cruz para rezar.

(Fuente: ReL)

Tagged , , , , , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario