Nigeria teme un nuevo secuestro masivo como el de las niñas de Chibok por parte de Boko Haram

(ADI).- La ausencia de varias decenas de alumnas de un instituto de Nigeria, que siguen desaparecidas dos días después de un ataque contra el centro escolar por parte de Boko Haram, ha desatado los temores de que el grupo yihadista haya perpetrado un nuevo secuestro masivo como el de las niñas de Chibok, en 2014, cuando más de 200 menores fueron raptadas en un caso que conmocionó a la opinión pública internacional.

Los extremistas asaltaron la Girls Science Secondary School, un internado femenino situado en la ciudad de Dapchi, en el estado de Yobe, el pasado lunes, lanzando granadas y disparando al aire.

La mayoría de las alumnas y los profesores huyeron hacia los montes cercanos, pero decenas de niñas siguen sin regresar. Según el responsable de la Policía de Yobe, Abdulmaliki Sumonu, “815 han vuelto” a Dapchi, de un total de 926, pero “el resto faltan”, lo que resultaría en 111 menores desparecidas.

Con todo, la misma fuente ha declarado después que hay 66 estudiantes ausentes de un total de 889, mientras que la agencia Reuters, que cita dos fuentes próximas a la investigación, habla de 91 niñas desparecidas.

Pese a la disparidad de las cifras que se manejan, el temor a que se trate de un secuestro masivo de niñas empieza a calar. Una de las estudiantes que logró escapar del asalto, Aisha Yusuf Abdullahi, ha declarado a la prensa que sufrió “una experiencia traumatizante”.

“Estábamos en la mezquita a punto de empezar las oraciones de la tarde cuando hemos oído disparos”, ha contado esta adolescente de 16 años. “Con el pánico, algunas saltaron la valla y montaron en unos vehículos aparcados fuera, sin saber a quien pertenecían”, ha relatado.

Aisha fue de las “afortunadas” que volvieron “corriendo” a la escuela y se refugiaron en la oficina de la directora. “No tenemos noticia de las que se montaron en los vehículos”, ha recalcado, antes de añadir: “Tenemos la impresión de que se las llevaron los hombres armados”.

El internado, que acoge a niñas a partir de once años, permanece cerrado tras el ataque, pero los familiares de las menores ausentes se han congregado ante sus puertas durante la mañana del miércoles para pedir explicaciones.

“Se nos dijo que se habían refugiado en otros pueblos, pero hemos estado en todos, en vano”, se ha quejado Abubakar Shehu, cuya sobrina está desparecida. “Empezamos a temer que haya ocurrido lo peor. Tenemos miedo de que sea un nuevo Chibok”, ha admitido.

Shehu se refería así al secuestro, hace cuatro años, de más de 200 niñas en el estado vecino de Borno, un rapto que generó una corriente de solidaridad en todo el mundo, reclamando el retorno de las menores; por el momento, un centenar han sido liberadas, pero otras 112 permanecen aún en cautiverio.

Aunque el Gobierno ha indicado en un comunicado que las autoridades no tienen aún la certeza de que las desaparecidas hayan sido secuestradas, la presión popular ha llevado al Ejecutivo de Muhammadu Buhari a anunciar medidas.

Así, el presidente nigeriano ha ordenado el Ejército que “se haga cargo inmediatamente del asunto” y que “informe de la evolución de la situación”, según ha asegurado en Abuja el ministro de Información, Lai Mohamed, tras la celebración del Consejo de Ministros. El propio Mohamed visitará este jueves Dapchi, junto a una delegación que encabezará el titular de Defensa.

(Fuente: Agencias)

Etiquetado , , , , , , , , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario