La Policía detiene a un joven cristiano paquistaní acusado de blasfemia en Lahore

(ADI).- Patras Masih, un joven cristiano de 17 años, fue acusado de blasfemia en las redes sociales y detenido en Lahore. La denuncia, basada en el artículo 295-c del Código Penal paquistaní (uno de los artículos de la llamada “ley de blasfemia”), fue registrada el pasado 19 de febrero en la estación de policía de Shahdara, un suburbio en las afueras de Lahore, después de que estallase el caso y de que unos tres mil activistas y militantes bloqueasen las calles, exigiendo el arresto y la ejecución pública del acusado.

Masih dirige un grupo en Facebook, donde supuestamente habría cargado contenidos blasfemos, según la denuncia. El joven paquistaní se defendió de la acusación diciendo que unos días antes había perdido su teléfono y que cualquiera habría podido publicar esos contenidos que hieren los sentimientos religiosos de los musulmanes.

Masih logró salvarse de un intento de linchamiento, huyendo justo antes de que una turba furiosa irrumpiera en su casa. Los manifestantes se trasladaron al centro del vecindario donde organizaron una sentada durante unas horas, protestando encabezados por los líderes del grupo Tehreek-e-Labaik Pakistan (TLP) que denunciaron la blasfemia en las redes sociales. Cuando la Policía intervino para calmar los ánimos, el joven cristiano se entregó y se registró una denuncia oficial (First Information Report) en su contra. Ante este hecho, los manifestantes se dispersaron pacíficamente.

Ayer se vivieron horas de tensión: los cristianos de la zona estaban asustados porque algunos extremistas amenazaban con atacar e incendiar las casas de los fieles, pero la Policía mantuvo el control de la situación, patrullando el vecindario.

Sardar Mushtaq Gill, abogado cristiano y conocido defensor de los derechos humanos, explicó a la agencia Fides que “la acusación de blasfemia es siempre un tema muy delicado en Pakistán y el acusado se convierte en un objetivo fácil para los extremistas, que despiertan a la multitud, especialmente si el acusado no es musulmán”. “Una muchedumbre enfurecida puede linchar a cualquier acusado, antes de que se determinen sus supuestas responsabilidades. Estas leyes sobre la blasfemia deberían derogarse para proteger el estado de derecho en Pakistán”, dijo.

(Fuente: Agencia Fides)

Tagged , , , , , , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario