Muere una persona y otras tres resultan heridas en dos atentados en los alrededores de la capital de Irak

(ADI).- Al menos una persona murió y otras tres resultaron heridas a causa de dos ataques perpetrados hoy en los alrededores de Bagdad, según informaron fuentes de seguridad.

En un primer suceso, al menos una persona falleció y otra resultó herida en un ataque con granada contra una vivienda en la región de Al Shoala, situada al noroeste de la capital iraquí.

Posteriormente, dos personas resultaron heridas a causa de la explosión de una bomba cerca de una tienda en la región de Al Uardiya, al sur de Bagdad.

Horas antes, al menos una persona había muerto y seis más habían resultado heridas en un atentado con bomba perpetrado en una calle comercial del barrio de Al Tarmia, en el norte de la capital.

Por otra parte, un policía murió y un recluta resultó herido en otro atentado con bomba perpetrado al paso de una patrulla policial al sur de Kirkuk.

Durante la jornada de ayer, al menos seis milicianos vestidos de negro fueron eliminados en una operación de las fuerzas de seguridad llevada a cabo al oeste de Kirkuk.

Por el momento ningún grupo reivindicó la autoría de los ataques, si bien el Estado Islámico perpetra con relativa frecuencia atentados contra objetivos civiles y las fuerzas de seguridad en Bagdad y otras partes del país.

El primer ministro iraquí, Haider al Abadi, se reunió recientemente con los comandantes militares y de inteligencia en la sede de la Comandancia de Operaciones de Bagdad, según informó el Gobierno.

En esa reunión, Al Abadi dio instrucciones para que se persiga a las células durmientes del citado grupo yihadista y se las castigue por los atentados, a la vez que ordenó que se extremen las medidas de protección a los ciudadanos.

El primer ministro anunció la victoria contra el Estado Islámico el pasado 9 de diciembre, poniendo fin a una guerra que ha durado tres años, después de que las tropas gubernamentales arrebatasen a los extremistas los últimos reductos de territorio que controlaban en el desierto de la zona fronteriza entre Irak y Siria.

A pesar de ese anuncio, la organización radical ha continuado cometiendo atentados y ataques armados casi a diario en territorio iraquí, en especial en Bagdad y sus alrededores.

Al menos 115 civiles han muerto y otros 250 han resultado heridos en Irak durante el mes de enero, según ha hecho saber la Misión de Asistencia de las Naciones Unidas para Irak (UNAMI) en un comunicado. Bagdad ha vuelto a ser la provincia más afectada, con un total de 323 víctimas, seguida de Diyala y Nínive. La UNAMI ha puntualizado que no cuenta con datos en la provincia de Al Anbar.

(Fuente: Agencias)

Tagged , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario