Arzobispo maronita evita milagrosamente la muerte durante un bombardeo en Damasco

(ADI).- Monseñor Samir Nassar, cabeza de la Archieparquía de Damasco de los Maronitas, evitó por poco la muerte cuando una bomba aterrizó en su cama durante un bombardeo en la capital de Siria.

En un mensaje enviado a Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN), el Arzobispo maronita escribió: “Un caparazón cayó sobre mi cama el lunes 8 de enero, a la 1.20 pm… Unos segundos en el baño ¡salvaron mi vida! La cama estaba plagada de metralla”.

Monseñor Nassar aseguró que los sacerdotes y el personal del Patriarcado Maronita temieron que había sido asesinado a causa de la explosión. “Lloraron de alegría cuando me vieron salir vivo del humo y los escombros”, añadió.

“La Providencia vela por su pequeño sirviente, pero ahora estoy exiliado como 12 millones de refugiados sirios que no tienen nada”, apuntó el Arzobispo maronita.

Según las estimaciones, 10 proyectiles cayeron en diferentes áreas de Damasco, incluidos los barrios cristianos de Bab Sharqi, Bab Touma y Qassa’a. El Patriarcado Melquita en la Via Recta, el único camino mencionado en el Nuevo Testamento y el lugar donde se quedó San Pablo, sufrió daños cuando cayó una bomba en el patio.

El convento vecino de las Hermanas de Jesús y María también fue parcialmente destruido. La hermana Annie Demerjian relató a ACN que “por la providencia de Dios no estuvimos en la habitación”. También pidió oraciones por siete personas que resultaron heridas durante el bombardeo y están en el hospital.

Hablando sobre los bombardeos, el arzobispo Samir Nassar indicó que en la Catedral maronita “el daño es mayor”. “Las puertas de la Catedral y 43 ventanas y puertas tienen que ser reemplazadas, los huecos deben llenarse, los tanques de combustible y los tanques de agua necesitan reparación, al igual que la red eléctrica”, prosiguió. Además, un automóvil fue dañado. “La violencia es el único maestro: los inocentes se sacrifican todos los días”, concluyó.

(Fuente: ACN)

Tagged , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario