Amenazas de los extremistas hindúes a las escuelas cristianas de cara a la Navidad

(ADI).- Los líderes de la Iglesia en la India afirman que es inaceptable que los grupos extremistas hindúes sigan amenazando a los cristianos antes de Navidad. Hace unos días, el grupo extremista Hindu Jagran Manch advirtió a las escuelas cristianas del estado de Uttar Pradesh de que no celebraran la Navidad, puesto que constituiría un “acto de proselitismo”. “Es horrible que los grupos extremistas hindúes continúen intimidando y amenazando a los cristianos y atacándolos en diferentes lugares de la India”, lamenta el carmelita Johnson Digal, profesor en una escuela católica en Uttar Pradesh. “La mayoría de nuestros estudiantes son hindúes y musulmanes y vivimos juntos en paz. El año pasado, un pastor cristiano protestante se vio obligado a afeitarse la cabeza y a desfilar públicamente porque sospechaban, sin ninguna prueba en su contra, que había convertido a gente”, recuerda.

Las escuelas cristianas en Uttar Pradesh, -el estado más poblado de la India, gobernado por la formación nacionalista hindú Bharatiya Janata Party (BJP)-, han sido amenazadas por varias organizaciones nacionalistas hindúes afiliadas al Hindu Yuva Vahini, dirigido por el líder Yogi Adityanath (hoy primer ministro en Uttar Pradesh). Consideran que las celebraciones navideñas en las escuelas, a las que asisten muchos estudiantes hindúes, pueden provocar conversiones. La amenaza se ha producido unos días después de que los activistas de la red hindú Bajrang Dal acusaran de “proselitismo” a un grupo de sacerdotes y seminaristas que cantaban villancicos, una tradición centenaria en la India. Quemaron uno de sus coches frente a una comisaría de policía en el Distrito de Satna, en Madhya Pradesh. Estos episodios no son un fenómeno nuevo, pero es nueva la legitimidad institucional de la que gozan en un país de gran tradición democrática como la India, que garantiza la libertad religiosa a sus ciudadanos.

A principios de año la organización hindú Yuva Vahini, creada en 2002 por Adityanath, denunció al pastor de una iglesia protestante, acusándolo de convertir a los hindúes al cristianismo. El pastor solo estaba presidiendo una liturgia cristiana. En 2014, Adityanath ya pidió a los cristianos que no celebraran la Navidad fuera de las iglesias. “La falsa propaganda sobre presuntas conversiones religiosas, que intimida a las minorías con el consentimiento de los partidos gobernantes, se ha convertido en una grave amenaza para los derechos de los ciudadanos en la India porque vienen siendo vulnerados de forma lenta pero constante. Todos los indios están comprometidos a defender al país de estas fuerzas fascistas”, indica el jesuita Savarimuthu, profesor en el Xavier Institute for Tribal Education en el estado de Jharkhand.

(Fuente: Agencia Fides)

Etiquetado , , , , , , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario