Fallece un obispo chino que fue arrestado y obligado a trabajos forzados por el régimen comunista

(ADI).- El obispo coadjutor emérito de Hanzhong (Shaanxi), monseñor Matías Yu Chengxin, murió el pasado 7 de diciembre a la edad de 90 años. El prelado pasó diversos años en arresto domiciliario y luego fue obligado a realizar trabajos forzados.

El funeral del obispo fallecido fue celebrado este martes en la iglesia de Xiaozhai (condado de Chengguo), coincidiendo con el vigésimo octavo aniversario de la ordenación del difunto. Monseñor Luis Yu Runchen, obispo oficial de Hanzhong presidió la ceremonia fúnebre.

Monseñor Chengxin era un obispo subterráneo, es decir, no reconocido por el gobierno. Por dicha razón, su título episcopal fue citado sólo en la homilía, pero no fue publicado en ningún aviso o cartel durante la misa fúnebre, concelebrada por 31 sacerdotes, en su mayoría de la diócesis. Según fuentes católicas locales, este silencio fue prudencial y no se debió a presiones concretas de las autoridades civiles. En la homilía, el obispo oficial de Hanzhong se refirió al difunto como “monseñor”.

Matías Yu nació en una familia católica el 27 de diciembre de 1927. Era el hermano menor de monseñor Bartolomé Yu, que también fue obispo de Hanzhong y murió en 2009. Una hermana suya llamada Yu Rongjie es religiosa y aún vive.

El difunto obispo estudió en el seminario de Hanzhong en 1950 y entró en el seminario en 1956 en el seminario regional de Kaifeng (Henan), pero el seminario fue cerrado dos años después por el Movimiento Patriótico de las Tres Autonomías (una una organización dirigida por el gobierno comunista, compuesta por el Consejo cristiano de China (CCC) para los grupos protestantes y la Asociación Patriótica Católica China (CCPA) y el Consejo de obispos católicos chinos (CCBC) para los católicos).

Durante la Revolución cultural (1966-1976) Matías Yu estuvo en arresto domiciliario, luego fue enviado a un campo de trabajos forzados.

En 1980, después de la apertura de Deng Xiaoping, fue ordenado sacerdote y designado como director espiritual y docente de latín en el seminario subterráneo de San José en Hanzhong.

Monseñor Matías Yu fue ordenado en secreto como obispo coadjutor de Hanzhong por monseñor Li Zhenrong el 12 de diciembre de 1989, después de que su hermano, monseñor Bartolomé Yu, fuese arrestado en noviembre del mismo año.

Hasta su muerte en 2009, monseñor Bartolomé Yu fue el ordinario de la diócesis. Monseñor Luis Yu Runchen le sucedió en el gobierno de Hanzhong.

A su vez, monseñor Matías Yu Chengxin es recordado como una persona jovial, capaz de visitar las parroquias en bicicleta para administrar los sacramentos a sus fieles.

Los tres obispos fueron aprobados por la Santa Sede, pero sólo monseñor Luigi Yu Runchen fue reconocido por las autoridades chinas.

En 2017, murieron nueve obispos de la Iglesia subterránea. En cuatro de las diócesis interesadas, el gobierno chino no permitió aún la ordenación de los candidatos nombrados por Roma o no reconoció a los sucesores ordenados secretamente en el pasado sin su aprobación.

(Fuente: AsiaNews)

Etiquetado , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario