Irak anuncia el final de la guerra contra el Estado Islámico

(ADI).- Tres semanas después de anunciar la “derrota militar” del Estado Islámico en Irak, el primer ministro Haider al-Abadi ofreció un discurso a la nación para informar del “final de la guerra” contra la organización radical. En el intervalo entre estos dos anuncios, las fuerzas iraquíes han perseguido y acabado con las huestes de Abu Bakr al-Baghdadi por el desierto que une Irak y Siria. Solo cuando concluyó esta labor de limpieza, Al Abadi comunicó que “nuestras fuerzas controlan completamente la frontera y por lo tanto anuncio el final de la guerra contra Daesh”. El primer ministro, que desde que llegó al cargo ha tenido esta guerra como su prioridad, apuntó a la “unidad y determinación” entre los iraquíes como la clave para lograr esta victoria “en tan poco tiempo”.

También el subcomandante de las fuerzas iraquíes conjuntas, Abdelamir Yarala, anunció el final de la guerra contra los extremistas tras la recuperación de los últimos territorios que el grupo yihadista controlaba junto a la frontera siria, en las provincias occidentales de Nínive y Al Anbar, con lo que retomaron el control de 90 pueblos y más de 16.000 kilómetros cuadrados. “Se ha consumado la liberación de todos los territorios de Irak de las bandas de Daesh y nuestras fuerzas controlan las fronteras entre Irak y Siria, desde el paso fronterizo de Al Walid hasta el de Rabia”, dijo Yarala en un comunicado.

La coalición internacional felicitó “al pueblo de Irak por su victoria contra Daesh” y remarcó que continuarán prestándole apoyo “mientras establecen las condiciones para un futuro seguro y próspero”.

El enviado especial de Estados Unidos para la coalición internacional, Brett McGurk, insistió, en este sentido, en que seguirá el respaldo a las fuerzas de seguridad iraquíes, a su economía y a su estabilización “para asegurar que EI nunca podrá volver a amenazar al pueblo iraquí o usar su territorio como refugio”. “Destacamos la histórica victoria de hoy conscientes del trabajo que queda por hacer”, concluyó McGurt en su cuenta de Twitter.

El Califato es historia tres años después de su autoproclamación en Siria e Irak y deja una herencia de miles de muertos, millones de desplazados y la destrucción de ciudades enteras a las que los civiles no podrán regresar en mucho tiempo. Una pesadilla que se instaló en el corazón de Oriente Medio de forma sorpresiva en junio de 2014 cuando la organización radical, que para entonces ya tenía Faluya, se hizo con ciudades como Mosul, Tikrit o Ramadi ante el descalabro del Ejército iraquí que se dio a la fuga y dejó todos sus arsenales en los cuarteles.

El anuncio de la derrota oficial en Irak llegó solo 48 horas después de que Rusia, principal aliado del Gobierno de Damasco, diera también por acabada la presencia del Estado Islámico en Siria, donde los últimos combates también se han producido en la zona fronteriza y desértica del Valle del Éufrates.

La batalla contra el terrorismo sin embargo no ha concluido. Las fuerzas que han combatido al grupo yihadista en ambos países se esperan ahora una fase de guerra de guerrillas, táctica que ya ha utilizado antes la banda. Los analistas advierten además de que los extremistas mantienen su capacidad de realizar atentados espectaculares desde la clandestinidad, tanto en Irak como en otros países. Hay informaciones de que parte de los milicianos vestidos de negro se han dispersado en las zonas rurales de Siria, mientras que otros habrían cruzado a Turquía. Pero tampoco hay que descartar la existencia de células durmientes dentro del propio Irak.

De hecho, si bien la naturaleza de la lucha va a cambiar, el Ejército iraquí ya ha anunciado su intención de lanzar una operación en Wadi Hawran, un valle situado al oeste del río Éufrates y que se extiende hasta las fronteras con Arabia Saudí y Jordania. Al parecer, el Estado Islámico mantiene en ese desierto pedregoso, con gargantas de hasta 200 metros de profundidad, escondites y depósitos de armas.

(Fuente: Agencias)

Etiquetado , , , , , , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario