Al menos 5 muertos en un atentado contra un campamento de refugiados en Irak

(ADI).- Al menos cinco miembros del Partido de Trabajadores de Kurdistán (PKK) murieron y otros doce resultaron heridos en un ataque en un campamento de refugiados al suroeste de Erbil, capital del Kurdistán iraquí.

El ataque, que se cree que fue suicida, se produjo cuando un coche explotó en un campamento de refugiados a las afueras de la comarca de Majmur, al suroeste de Erbil, dijo un líder de los peshmerga, Rashad Kalari. Los heridos fueron trasladados a varios hospitales de la ciudad de Erbil, añadió.

Según Kalari, en el campamento residen ahora mismo más de cuatro mil refugiados de las familias de los miembros del PKK, que tiene sus cuarteles de retaguardia en el norte de Irak, y que están considerados como “terroristas” por Turquía.

Majmur es una de las zonas disputadas entre el Gobierno de Bagdad y el de Erbil, quienes controlan partes de la estratégica comarca situada a 80 kilómetros al suroeste de la ciudad de Mosul.

Por otra parte, los países de la OTAN abordaron este miércoles la posibilidad de aumentar su apoyo para ayudar a las tareas de estabilización de Irak una vez que la coalición global contra el Estado Islámico concluya las operaciones de combate sobre el terreno.

“Muchos aliados han expresado que la OTAN debe hacer más pero necesitamos algo más de tiempo para coordinar y hacer la planificación con la coalición global y con el Gobierno iraquí para decir exactamente en qué áreas”, explicó el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, que aclaró que los aliados no han acordado las áreas que asumirán ni cómo van a aumentar las actividades de entrenamiento.

“Sólo haremos esto si está bien coordinado con la coalición global para derrotar al Estado Islámico y lo solicitan el Gobierno iraquí”, puntualizó.

Alemania y Francia fueron los únicos países que mostraron cierta reserva a aumentar el papel de la OTAN en Irak, según fuentes aliadas. Alemania esgrimió la necesidad de “separar” claramente los esfuerzos de la coalición global que encabeza Estados Unidos contra el Estado Islámico y la OTAN, mientras que Francia avisó de la necesidad de justificar “bien” la contrapartida financiera necesaria.

“La coalición, de la que la OTAN es un miembro pleno, está discutiendo ahora la transformación de las operaciones de combate a esfuerzos de estabilización y aquí vemos una mayor necesidad del tipo de actividades de entrenamiento que la OTAN puede dar”, apuntó el exprimer ministro noruego, que insistió en que se trata de ayudar a que la fuerzas iraquíes puedan estabilizar su país ellas mismas.

Se trata, prosiguió, de garantizar que “no solo ganamos la guerra” contra el Estado Islámico sino también “la paz” y que el país permanezca “estable” y “consolidar” las victorias sobre el terreno después de que se haya recuperado más del 95% del territorio antes en manos del grupo yihadista.

“Proyectar estabilidad y la lucha contra el terrorismo son desafíos generacionales. No hay soluciones rápidas”, manifestó Stoltenberg al término de la reunión de los ministros de Exteriores aliados, en la que abordaron cómo reforzar el papel de la Alianza para combatir el terrorismo y proyectar estabilidad en los países del Norte de Africa y Oriente Próximo, ayudando a consolidar las fuerzas locales de países como Túnez, Jordania e Irak, con las que ya trabajan. También se ofreció la ayuda a Libia para consolidar sus instituciones de defensa.

La OTAN comenzó a entrenar en enero a oficiales iraquíes en el país en la lucha contra los artefactos explosivos improvisados, medicina militar, planificación cívico-militar para reducir el riesgo de bajas civiles en zonas pobladas y en el mantenimiento de equipos militares que datan de la época soviética y también prestan asesoramiento a las autoridades iraquíes en materia de reforma del sector de seguridad para consolidar sus instituciones de seguridad y que sean más eficaces.

(Fuente: Agencias)

Etiquetado , , , , , , , , , , , .Enlace para bookmark : permalink.

Deja un comentario