Cientos de sitios arqueológicos cristianos en riesgo, ante la indiferencia del Gobierno iraquí

(ADI).- Cientos de sitios arqueológicos cristianos diseminados entre las gobernaciones de Kerbala y Najaf, en Irak, se están deteriorando progresivamente y corren el riesgo de desaparecer a causa del abandono, el desinterés y la impotencia de las autoridades centrales de Bagdad. Este es el grito de alarma lanzado por el parlamentario cristiano Yonadam Kanna, líder del Assyrian Democratic Movement, y miembro de la Comisión Parlamentaria de Trabajo y Asuntos sociales, que denuncia el nuevo ataque contra el patrimonio artístico, histórico y cultural de la comunidad iraquí.

El líder cristiano acusa al ministerio federal de Cultura y Turismo, que, a pesar de los numerosos actos de vandalismo y daño, no ha hecho absolutamente nada para salvar de la ruina a más de 400 sitios arqueológicos. Estos centros, explica el parlamentario, deben ser considerados “el centro de la Cristiandad en el Oriente Medio” y ya se encuentran “en peligro de desaparición”. “Estos sitios arqueológicos –prosigue– han comenzado a desaparecer a causa de la falta de fondos de parte del Ministerio de Cultura y Turismo, y de las administraciones locales”, que demuestran “el desinterés más absoluto”. Para tratar de responder a la emergencia, el líder del Assyrian Democratic Movement ha asegurado que “aumentaremos el trabajo de coordinación con las parte interesadas, para preservar el legado de la religión cristiana en estas provincias”.

Al llamamiento efectuado por el parlamentario cristiano ha respondido el subsecretario del Ministerio de Cultura y Turismo, Qais Hussein, según el cual “la cartera no dispone de fondos suficientes” para preservar todos los sitios arqueológicos. Estos precisan de la protección de guardias armados además de las barreras protectoras normales, “para preservarlos de la devastación”, lo cual demanda un costo que hasta ahora ni el Gobierno ni las administraciones locales quieren o están en grado de asumir. Hay “decenas” de realidades en esta misma situación, añade Hussein, y sin dinero “el Ministerio no puede desarrollar las tareas que le son propias”.

En el pasado, el patriarca caldeo mar Louis Raphael I Sako también había intervenido en reiteradas oportunidades, reclamando a favor de la defensa del patrimonio cultural iraquí en general, y no solo el cristiano. El último llamamiento se remonta al mes de diciembre del año pasado, cuando intervino en la “Conferencia internacional para la salvaguarda del patrimonio cultural en las áreas que son teatro del conflicto”, un encuentro celebrado en Abu Dabi. En dicha ocasión, el primado de la Iglesia caldea apuntó al deseo de que se crease un “refugio seguro” para la conservación del patrimonio cultural en riesgo, devastado reiteradamente por el Estado Islámico. Con anterioridad, cuando aún se desempeñaba como arzobispo de Kirkuk, había denunciado los peligros que corría el legado cultural y arqueológico de Irak, “bien universal” que ha de salvaguardarse, incluso “más que el petróleo”.

Mientras, el Gobierno iraquí ha reemprendido la lucha contra el contrabando de piezas de antigüedad, una de las principales fuentes de sustento –además del petróleo– utilizadas por lo yihadistas en los últimos años, para financiar y alimentar su guerra. En las últimas horas, el Ministerio de Relaciones Exteriores ha anunciado la recuperación de más de 140 piezas vendidas en el mercado negro, destinadas a Europa u a otras naciones del mundo árabe. Parte de este material, fruto de la labor diplomática desarrollada por el Ejecutivo con las cancillerías occidentales, no ha sido entregado al Museo Nacional iraquí.

(Fuente: AsiaNews)

Etiquetado , , , , , , , , .Enlace para bookmark : permalink.

Deja un comentario