El Arzobispo Caldeo de Erbil celebra en EEUU una Misa en memoria de las víctimas del Estado Islámico

(ADI).- El Arzobispo Caldeo de Erbil (Irak), Mons. Bashar Warda, celebró en Estados Unidos una Misa en memoria de las víctimas del Estado Islámico (ISIS), y agradeció la solidaridad que diversas organizaciones y entidades católicas de Occidente tuvieron con los cristianos perseguidos por el grupo terrorista.

La Eucaristía se realizó en el Santuario Nacional de San Juan Pablo II en Washington D.C. y fue organizada por la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos (USCCB) con el apoyo de los Caballeros de Colón, Catholic Relief Services, Catholic Near East Welfare Association (CNEWA) y la fundación pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN).

“¿Hay una bendición en ser perseguido por causa de la fe?”, preguntó Mons. Warda en su homilía.

“La gracia de ser perseguido: Dios muestra su amor y su preocupación a través de la solidaridad que han mostrado las personas de afuera. También el sufrimiento da la oportunidad a la gente de buena voluntad para que muestre su amor”, afirmó.

Respecto de la solidaridad de Occidente hacia los cristianos perseguidos, el Prelado también destacó que “cuando damos con amor y recibimos con amor, aprendemos a ser los hijos de Dios, que da con amor y se deleita con nuestras oraciones”.

Mons. Warda concelebró la Misa con el P. Salar Kajo, sacerdote de la aldea iraquí de Teleskuf en la Llanura de Nínive, que estuvo bajo el control del ISIS. En la Eucaristía también hubo plegarias y cantos en arameo, el idioma que habló Jesús.

Asimismo, agradeció la promesa del vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, de enviar más ayuda a Irak y agradeció a los Caballeros de Colón, que han donado cerca de 17 millones de dólares para asistir a las minorías perseguidas en Medio Oriente.

El evento tuvo lugar en el marco de la celebración de la semana de concientización por los cristianos perseguidos, que se realiza en Estados Unidos del 26 de noviembre al 3 de diciembre y tiene por lema “Solidaridad en el sufrimiento”.

A mediados del año 2014, los terroristas del ISIS invadieron en Irak la Llanura de Nínive y la ciudad de Mosul. A los cristianos que rechazaron convertirse al islam, los forzaron a abandonar sus hogares bajo pena de muerte o a pagar un impuesto de sumisión.

Muchos cristianos de Mosul denunciaron que fueron traicionados por sus vecinos y amigos musulmanes. Los yihadistas también han asesinado y capturado cristianos en diversas localidades de Siria entre el 2014 y 2016.

Las aldeas cristianas de la Llanura de Nínive fueron liberadas por el ejército iraquí y las milicias kurdas en octubre de 2016 mientras que la ciudad de Mosul fue recuperada del control de los yihadistas en julio de este año.

(Fuente: ACI)

Etiquetado , , , .Enlace para bookmark : permalink.

Deja un comentario