80 sitios arqueológicos y 90 lugares religiosos fueron destruidos por el Estado Islámico en Irak

Captura de pantalla 2017-11-08 a las 17.14.54

(ADI).- El ministro iraquí de Cultura, Turismo y Antigüedades, Friad Ruandzi, informó este miércoles de que 80 sitios arqueológicos y 90 lugares religiosos fueron destruidos por el Estado Islámico en Irak durante los tres años en los que ocupó amplias áreas del país.

En una conferencia organizada por la UNESCO, que busca proteger y recuperar las antigüedades iraquíes, el ministro destacó que los yihadistas empezaron “una operación de limpieza cultural” tras su irrupción en Irak, donde más de 4.000 sitios arqueológicos estuvieron bajo su control en algún momento.

Ruandzi explicó que los extremistas dinamitaron algunos de estos sitios, dañaron otros y robaron piezas para venderlas y financiar así sus actividades terroristas.

El máximo responsable de la cartera de Cultura detalló que entre los sitios afectados está el museo de la ciudad de Mosul y el de la provincia de Al Anbar, así como iglesias, mezquitas y manuscritos antiguos.

Piezas de los siglos VIII y VII a.C. procedentes de la capital asiria de Nínive que se conservaban en el museo de la moderna Mosul fueron destruidas por los milicianos vestidos de negro en 2015 con taladros y martillos, así como las puertas y las murallas de la antigua ciudad, que la organización radical suní hizo saltar por los aires.

También el sitio arqueológico de Nimrud, situado a unos 30 kilómetros al sureste de Mosul y que data del siglo XIII a. C., sufrió daños en hasta el 90 por ciento de sus ruinas y el templo de Nabu y dos toros alados asirios de gran valor fueron dinamitados.

Antes de batirse en retirada, el grupo yihadista convirtió en escombros muchos de estos lugares que son parte de la historia de la humanidad.

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura denunció en una resolución adoptada en Bonn los “ataques bárbaros” perpetrados por el Estado Islámico.

El texto, adoptado en la 39 sesión del Comité de Patrimonio Mundial de la UNESCO, señala que “los ataques intencionados contra edificios consagrados a la religión, la enseñanza, el arte, la ciencia o la acción caritativa y contra monumentos históricos pueden constituir crímenes de guerra”.

(Fuente: Agencias)

Etiquetado , , , , , , , , .Enlace para bookmark : permalink.

Deja un comentario