Asesinan con un arma blanca a un sacerdote en El Cairo

Captura de pantalla 2017-10-13 a las 15.48.39

(ADI).- Un sacerdote fue asesinado este jueves por la mañana con un arma blanca en el barrio de El-Marg en El Cairo, informó la Iglesia copta.

En un comunicado publicado en Facebook, la institución aseguró que el P. Samaan Shehata, arcipreste de la iglesia de San Julio que nació en 1972, fue agredido con un arma blanca cuando se encontraba “realizando un servicio” pastoral en El Cairo.

Según la Iglesia copta, esta agresión causó la muerte en el acto al sacerdote, aunque igualmente fue trasladado al hospital posteriormente.

El P. Shehata desempeñaba su ministerio en Beni Suef, en el Alto Egipto, pero se encontraba estos días en la capital para participar en una conferencia en el suburbio de Dar al-Salam.

El ataque se llevó a cabo mientras estaba en compañía de otro sacerdote copto, el P. Benjamin Moftah. Los dos religiosos bajaron del vehículo en el que viajaban y se encontraron con un hombre que extrajo un gran cuchillo con el que agredió al P. Shehata. También el segundo sacerdote copto fue atacado. El agresor habría sido detenido por las fuerzas de seguridad egipcias, a pesar de haber huido tras cometer la acción violenta.

Posteriormente, el Ministerio del Interior confirmó la detención del hombre, indicando que tiene 40 años y que se encuentra desempleado y este año fue imputado por agredir a su padre e incendiar su vivienda.

Las investigaciones todavía se están llevando a cabo, pero todo parecería indicar que se trata de una agresión de matriz islamista, semejante a otros ataques que se han verificado en los últimos meses. No hay que olvidar que la propaganda vinculada a los yihadistas en Egipto ha puesto en el punto de mira a los cristianos locales.

Los ataques a la minoría copta, que representa entre el 8 y el 10 por ciento de la población en Egipto, se han intensificado en este último año, pues ha habido una serie de atentados, asumidos por el Estado Islámico, contra esta comunidad que han causado casi un centenar de muertos entre sus fieles.

Con este asesinato los cristianos coptos vuelven a llorar a otra víctima en El Cairo, a diez meses del atentado contra la iglesia de los Santos Pedro y Pablo en el barrio de Abasiya, que el 11 de diciembre de 2016 dejó tras de sí 25 muertos entre los fieles que se encontraban en la celebración dominical. Meses después llegaron las masacres del Domingo de Ramos en Tanta y Alejandría, y la de mayo en contra de un convoy de peregrinos que se estaban dirigiendo a un monasterio en la región desértica de Minya.

En estos últimos años ha habido otros dos asesinatos de sacerdotes coptos en Egipto por parte de yihadistas: en julio de 2013, precisamente durante los días violentos que siguieron a la deposición del presidente Mohamed Mursi, fue asesinado en Al Arish el P. Mina Aboud. En esta ciudad del norte del Sinaí, el P. Raphael Moussa corrió la misma suerte el año pasado. El de ayer es el primer ataque de este tipo —con un arma blanca— en la capital egipcia.

(Fuente: Agencias)

Etiquetado , , , , , , .Enlace para bookmark : permalink.

Deja un comentario