Turquía e Irak realizan maniobras militares conjuntas en la frontera del Kurdistán

Captura de pantalla 2017-09-26 a las 15.41.44

(ADI).- Las amplias maniobras militares que las Fuerzas Armadas turcas están llevando a cabo desde hace una semana en la frontera de Irak, coincidiendo con la celebración del referéndum de independencia en el Kurdistán iraquí, han entrado hoy en su tercera fase, con la participación de unidades de Irak.

En un comunicado del Estado Mayor emitido anoche, el Ejército turco ha informado de que “el 26 de septiembre se iniciará la tercera fase de las maniobras que empezaron el 18 de septiembre en la zona de Silopi/Habur”, es decir en las inmediaciones del único paso fronterizo por carretera que comunica Turquía con Irak.

Ayer por la tarde, se trasladaron a la zona varias unidades de las Fuerzas Armadas iraquíes que participarán en los ejercicios. El primer ministro turco, Binali Yildirim, ya había anunciado poco antes la participación de oficiales iraquíes en las maniobras.

Las operaciones militares son un gesto político destinado al Gobierno Regional del Kurdistán (norte de Irak), que ayer celebró una consulta duramente condenada por Ankara, que la considera un paso hacia el caos en la región.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ha asegurado que Turquía no vacilará a la hora de invadir Irak si hiciera falta para evitar “la creación de uno o varios Estados terroristas, al igual que se hizo en Siria” y ha apuntado que “no en vano está dando el Ejército turco determinados pasos” en la zona fronteriza, en referencia a las maniobras.

Por otra parte, cazas de las Fuerzas Aéreas turcas han bombardeado esta madrugada varias zonas montañosas en el noreste del Kurdistán iraquí para destruir refugios y depósitos del Partido de Trabajadores del Kurdistán (PKK), según informaron fuentes militares.

La región alberga los cuarteles centrales del PKK y, desde el jueves pasado, la aviación turca está realizando operaciones en la zona prácticamente cada día.

El Gobierno turco teme las consecuencias que podría tener la creación de un Estado kurdo en Irak entre la minoría kurda de Turquía, donde opera desde hace más de treinta años el PKK, una guerrilla que ha pasado de pedir una nación kurda a solicitar más derechos culturales y sociales.

El primer ministro de Irak, Haider al-Abadi, ha recalcado este lunes que no reconocerá los resultados del referéndum celebrado durante la jornada de ayer en la región autónoma del Kurdistán, añadiendo que no abordará con las autoridades regionales el resultado de la consulta.

En un discurso televisado, Al Abadi ha recordado que “el Tribunal Federal declaró que era inconstitucional”, reiterando que las autoridades de Bagdad “no van a discutir los resultados del referéndum ni sus consecuencias”.

“No se va a imponer nada por la fuerza, ya que hay que basarse en la Constitución”, ha dicho el primer ministro iraquí, subrayando que “los territorios en disputa deben volver bajo las autoridades federales”.

La región del Kurdistán iraquí y la provincia de Kirkuk, en disputa entre Bagdad y Erbil, han celebrado un referéndum de independencia para separarse de Irak a pesar del rechazo de las instituciones federales de Bagdad y de potencias vecinas como Irán y Turquía.

La consulta ha contado con una participación del 72,16 por ciento, según la comisión electoral, y se espera que sea aprobado con una amplia mayoría.

La región del Kurdistán es autónoma desde la guerra de Irak de 1991 y cuenta con su propio ejército, los peshmerga. Es una de las cuatro regiones históricas del Kurdistán junto con la región kurdo-siria, el sureste de Turquía y el noroeste de Irán.

Tanto Turquía como Irán se oponen radicalmente a la independencia del Kurdistán iraquí puesto que sería un referente para la población kurda que vive en ambos países. Además, Teherán es aliado político del Gobierno de Bagdad, igualmente contrario a la polémica votación.

(Fuente: Agencias)

Etiquetado , , , , , , , , , , , .Enlace para bookmark : permalink.

Deja un comentario