Al menos 225 yihadistas han muerto durante las operaciones militares en la provincia iraquí de Saladino

Captura de pantalla 2017-09-23 a las 15.48.54

(ADI).- Al menos 225 milicianos del Estado Islámico han muerto durante la última operación de la Policía Federal de Irak en la provincia de Saladino, que comenzó el pasado miércoles.

Desde el inicio de esta ofensiva, las fuerzas iraquíes se han hecho con el control de 480 kilómetros cuadrados, la mayor parte a las afueras de la ciudad de Shirqat, en manos de los yihadistas, según ha confirmado el portavoz de la Policía Federal, el general Shaker Jawdat.

Además, han sido destruidos 24 coches bomba, 15 camiones y 56 artefactos explosivos, ha señalado el general Jawdat, quien también ha confirmado la evacuación de 90 familias de la zona.

A partir de ahora comenzará una nueva fase de la operación que se centrará en zonas al sureste de la ciudad, como parte de un ataque simultáneo que se está reproduciendo en la ciudad de Al Hauiya, en la provincia de Kirkuk, también en manos de la organización radical suní.

Según la prensa local, las fuerzas conjuntas iraquíes han avanzado hoy en las comarcas de Al Hauiya y de Al Sharqat, los dos últimos bastiones del grupo yihadista en el norte de Irak.

Unidades de las Fuerzas Antiterroristas han lanzado un asalto sobre las localidades de Nahia y Al Zauiya, al oeste del río Tigris, a su paso por Al Hauiya, ha indicado el vicecomandante de las Operaciones Conjuntas, Abdelamir Rashid Yarala.

Las tropas gubernamentales han empezado a avanzar por el oeste y el norte de la región hace dos días y en este tiempo han tomado el control de unas 40 aldeas y pequeñas localidades.

Mientras, en la comarca de Al Sharqat, ubicada en la provincia de Saladino y junto al límite territorial con la de Kirkuk, las fuerzas conjuntas también avanzan frente a los combatientes extremistas, que dominan el este de la región, en la orilla oriental del Tigris.

Las fuerzas conjuntas iraquíes (integradas por unidades de la Policía, el Ejército y milicias progubernamentales) pretenden expulsar a los milicianos vestidos de negro de los últimos territorios que controlan, después de haberles arrebatado el pasado julio la ciudad de Mosul, la mayor que dominaron en Irak desde junio de 2014.

(Fuente: Agencias)

Etiquetado , , , , .Enlace para bookmark : permalink.

Deja un comentario