Irak anuncia el inicio de una ofensiva para expulsar al Estado Islámico de sus bastiones en Al Anbar

Captura de pantalla 2017-09-20 a las 15.10.16

(ADI).- El primer ministro de Irak, Haider al-Abadi, ha anunciado el inicio de una ofensiva para intentar expulsar al Estado Islámico de las localidades que controla en la provincia de Al Anbar (oeste).

En su discurso, Al Abadi ha prometido “una nueva victoria”, asegurando que el grupo yihadista “no obtendrá otra cosa que una derrota humillante y muerte”.

El primer objetivo de esta ofensiva es la localidad de Annah, uno de los bastiones de los milicianos vestidos de negro en la provincia.

El presidente del consejo local de Annah, Abdulkarim al Aani, ha manifestado que el Ejército iraquí, que cuenta con el respaldo de las Unidades de Movilización Popular, una coalición de milicias principalmente chiíes y que luchan junto al Gobierno, se ha hecho ya con el control de la región de Rayhana, ubicada al este de la ciudad.

La ofensiva ha sido lanzada poco después de que las fuerzas de seguridad lograran tomar la región de Akashat, situada cerca de Rutba y la frontera con Jordania, y Qaim, cerca de Siria.

Las tropas iraquíes ya se han hecho con las ciudades más grandes de Al Anbar: Faluya y Ramadi. Sin embargo, las ciudades de Annah, Qaim y Rawa todavía están en manos de la organización radical suní desde 2014.

Por su parte, el presidente de Irak, Fuad Masum ha llegado hoy a la ciudad de Suleimaniya (norte), para dialogar con el presidente del Kurdistán iraquí, Masud Barzani, sobre el referéndum de independencia previsto para el 25 de septiembre. Hasta el momento, no se han dado más detalles sobre la agenda de la reunión entre los dos líderes.

Este encuentro coincide también con un mitin de Barzani y de sus partidarios en Suleimaniya, feudo del principal rival opositor del presidente del Kurdistán iraquí, Yalal Talabani, dirigente de la Unión Patriótica del Kurdistán (UPK).

Desde que el pasado 7 de junio la presidencia kurda convocara el referéndum de independencia, pero en especial en los últimos días, las instituciones centrales iraquíes se han mostrado muy molestas y han lanzado reiteradas advertencias.

Asimismo, las potencias occidentales se han mostrado contrarias a esta convocatoria porque significaría el alejamiento del principal objetivo de Irak, es decir, la lucha por acabar con el Estado Islámico en el país y porque supondría la ruptura de la unidad territorial iraquí.

(Fuente: Agencias)

Etiquetado , , , , .Enlace para bookmark : permalink.

Deja un comentario