Fuerzas gubernamentales lanzan una ofensiva contra el Estado Islámico en el oeste de Irak

Captura de pantalla 2017-09-16 a las 13.30.58

(ADI).- Las fuerzas iraquíes han lanzado una campaña militar para liberar la ciudad de Al Qaim, situada en el oeste del país. El lugar, cercano a uno de los últimos bastiones de los radicales en la frontera con Siria, fue tomado por el Estado Islámico, según informó hoy una fuente militar.

El comandante de las Operaciones Conjuntas iraquíes, el general Abdelamir Yarala, señaló en un comunicado que las unidades castrenses se han desplegado para retomar la pequeña ciudad de Akashat, situada en el oeste de la provincia iraquí de Al Anbar y cerca de la frontera con Siria. El objetivo de esta campaña es desalojar al Estado Islámico para asegurar esta zona que linda con las fronteras de Siria, Jordania y Arabia Saudí, tomada desde 2014 por el grupo yihadista.

En la operación participarán, según dijo el propio general Yarala, las fuerzas de las Operaciones de Al Anbar, así como las unidades militares fronterizas y las milicias progubernamentales Multitud Popular, que buscarán recuperar una importante carretera que une Akashat con Al Qaim, con vistas a una operación para liberar uno de los últimos bastiones de la organización radical suní en Irak.

En otro comunicado, la célula de información militar del Ejército iraquí apuntó que sus aviones empezaron a lanzar hoy panfletos en las zonas de Akashat, Ana, Raua y Al Qaim, todas en el oeste de Al Anbar, para dar instrucciones a los civiles y decirles que “la hora de su liberación se acerca”. Asimismo, las unidades castrenses ofrecieron “a los batallones terroristas del Daesh” la posibilidad de rendirse y “someterse a un juicio justo” o la muerte.

En Akashat hay unas 500 casas, almacenes y cuarteles de instrucción, así como fábricas de explosivos del grupo yihadista. Esta operación se realiza para obstaculizar los atentados del Estado Islámico contra las fuerzas de la frontera iraquí.

También se ha lanzado esta campaña para liberar la carretera que comunica Akashat con Al Qaim, con el fin de recuperar en breve el resto de ciudades de la provincia de Al Anbar controladas por los milicianos vestidos de negro.

La ciudad de Akashat, situada al oeste de Ramadi (la capital ubicada en el centro de Al Anbar) cuenta con numerosas plantas de producción de fosfato, las más grandes de Irak y que están ahora en manos de los yihadistas.

El Estado Islámico todavía domina en Irak la comarca de Al Hauiya, a unos 300 kilómetros al norte de Bagdad, y algunas zonas pobladas en la ribera del río Eúfrates, como la comarca de Al Qaim, y además tiene presencia en zonas desérticas en la región fronteriza.

(Fuente: Agencias)

Etiquetado , , , , , .Enlace para bookmark : permalink.

Deja un comentario