Al menos 74 muertos en un doble atentado en Irak

Captura de pantalla 2017-09-14 a las 20.44.52

(ADI).- Al menos 74 personas han muerto, entre ellos varios ciudadanos iraníes, y 93 han resultado heridas en un doble atentado y un ataque armado en la provincia meridional iraquí de Diqar, de mayoría chií. El Estado Islámico ha reivindicado poco después el mortífero ataque a través de la agencia de noticias Amaq, vinculada al grupo yihadista.

El director general de Sanidad de Diqar, Yasem al Jaldi, ha detallado que las víctimas han muerto en un ataque armado perpetrado contra un restaurante y la explosión de dos vehículos-bomba.

La Policía iraquí ha advertido que el número de fallecidos podría aumentar, ya que muchos de los heridos se encuentran en estado crítico. Los atentados con bomba en el sur de Irak, donde se concentra la mayor parte de la producción petrolera del país, son poco habituales.

Según ha explicado una fuente de seguridad, dos coches-bomba han estallado al mismo tiempo que se producía un asalto armado contra el restaurante Fedek, situado a unos 80 kilómetros al oeste de Nasariya, en Diqar.

La prensa local ha informado de que hombres armados vestidos de uniforme militar han llegado a bordo de dos vehículos al establecimiento y han entrado al mismo, donde han abierto fuego contra los clientes, lo que ha provocado muertos y heridos, entre ellos al menos cuatro ciudadanos iraníes.

Posteriormente, los hombres se han dirigido a un puesto de control de las fuerzas de seguridad y han hecho explotar uno de los vehículos, y otros asaltantes han disparado y causado más víctimas.

El portavoz del ministerio del Interior, el general de brigada Saad Maan, ha indicado que las fuerzas de seguridad han establecido “estrictas medidas de seguridad en Basora tras el ataque ante el temor de que se pudieran registrar nuevos atentados”.

El múltiple atentado ha sido reivindicado por la citada organización radical suní, que suele tener entre sus objetivos a los chiíes en Irak, donde esta secta del islam es mayoritaria.

La agencia de noticias Amaq ha asegurado que “decenas de chiíes” han muerto en un ataque suicida y varios ataques armados contra un puesto de control y un restaurante.

La violencia extremista se ha producido un día después de que el primer ministro iraquí, Haider al-Abadi, visitase la provincia de mayoría chií, que se caracteriza por su seguridad y estabilidad.

Se trata del ataque más sangriento desde la derrota del Estado Islámico en la ciudad de Mosul, el pasado mes de  julio.

(Fuente: Agencias)

Etiquetado , , , , .Enlace para bookmark : permalink.

Deja un comentario