Irak pide ayuda internacional para recabar pruebas sobre los crímenes del Estado Islámico

15665939_1578819648799392_2450542651943871385_n

(ADI).- El Gobierno de Irak ha pedido ayuda a la comunidad internacional para recabar y preservar las pruebas de algunos de los abusos cometidos por el Estado Islámico, de cara a sentar las bases de una posible investigación que estaría liderada por Naciones Unidas.

Las autoridades británicas, la abogada de Derechos Humanos Amal Clooney y la activista yazidí Nadia Murad, víctima en sus propias carnes de la barbarie yihadista, han unido fuerzas para ayudar a Irak y promover estas pesquisas, para las cuales sería necesaria una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU.

“Pedimos asistencia a la comunidad internacional para beneficiarnos de su pericia y criminalizar a la entidad terrorista Daesh”, ha explicado el ministro de Exteriores iraquí, Ibrahim al-Jaafari, en una carta remitida esta semana a Naciones Unidas.

Clooney confía en que esta misiva sea “el comienzo del fin de la impunidad por el genocidio y otros delitos que el Estado Islámico está cometiendo en Irak y en otras partes del mundo”. En este sentido, ha asegurado que las víctimas “quieren justicia” y “no se merecen menos”.

Un grupo de expertos de la ONU concluyó en junio de 2016 que el Estado Islámico había cometido genocidio contra la comunidad yazidí en Irak y Siria, perpetrando asesinatos y esclavizando a mujeres y niñas que han sufrido todo tipo de abusos sexuales.

Si se observa objetivamente lo que ha ocurrido en Siria e Irak, en las zonas controladas por el grupo radical sunita, ha existido una intención de borrar todo lo que sea ajeno al islam, no sólo a los yazidíes, sino también a los cristianos y otras minorías religiosas.

Ciertamente, los milicianos vestidos de negro son genocidas por su ideología y por sus acciones, por lo que dicen, por lo que creen y por lo que hacen.

Etiquetado , , , , , .Enlace para bookmark : permalink.

Deja un comentario