El primer ministro iraquí pide que se den las condiciones para que los cristianos regresen pronto a Mosul

Captura de pantalla 2017-07-13 a las 15.06.38

(ADI).- El primer ministro iraquí, Haider al-Abadi, se ha reunido el pasado lunes con una delegación de cristianos de Mosul en el cuartel general del comando para las operaciones militares, que todavía continúan en la región, en presencia de algunos responsables de las fuerzas armadas iraquíes y de las fuerzas de seguridad.

Después de la liberación de la importante ciudad iraquí, rescatada de las milicias del Estado Islámico (Daesh, por su acrónimo en árabe) que la habían conquistado en junio de 2014, hay que asegurarse de “que todas las personas desplazadas y los hijos de todas las religiones, de todas las etnias y de todos los credos, y especialmente nuestros hermanos cristianos, puedan regresar a sus hogares” porque “la respuesta más eficaz contra el Daesh es vivir juntos”, ha dicho el dirigente.

Durante el encuentro, Al Abadi ha destacado que “nuestra diversidad es una fuente de orgullo, y debe ser conservada para que de este modo sean vanos los intentos del Daesh, que pretende imponer en Irak un color único, rasgando una unidad formada a través de los milenios”.

El primer ministro iraquí también ha exigido a su propio gobierno la tarea de proteger a los ciudadanos y ofrecer sus servicios, independientemente del origen étnico y religioso, combatiendo contra la discriminación y promoviendo la convivencia “que debe prevalecer también entre los hijos de Nínive”.

Por su parte, el patriarca caldeo mar Louis Raphael I Sako ha felicitado al Gobierno y a todas las personas que han contribuido a la liberación de Mosul. “Esta victoria”, se lee en un comunicado difundido por los canales oficiales del Patriarcado, “es una prueba de que el nivel de los retos que hay que afrontar requiere la unidad de todos”.

El Patriarca también ha expresado sus condolencias a la Iglesia caldea por las víctimas civiles, y ha manifestado la esperanza de que comience un “tiempo de reconciliación” en el país, que haga posible la construcción de “un estado civilizado, fuerte y moderno”.

El pasado domingo, Haider al-Abadi había viajado a Mosul para felicitar a las unidades militares y confirmar la derrota del grupo radical suní. Al día siguiente, en un discurso transmitido por la televisión estatal, el primer ministro de Irak aseguró que la ciudad de Mosul fue “liberada” después de una campaña militar que ha durado nueve meses. A su regreso a Bagdad, fue recibido por los ciudadanos jubilosos que salieron a las calles ondeando banderas iraquíes.

(Fuente: Agencia Fides)

Etiquetado , , , , , , .Enlace para bookmark : permalink.

Deja un comentario