El Estado Islámico usó una iglesia para sus depravaciones

san efren

(ADI).- El Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) utilizó una histórica iglesia siro-ortodoxa de la ciudad Mosul, en el norte de Irak, como prisión. Los muros de este templo esconden las desgarradoras historias de 200 niñas y mujeres yazidíes, víctimas de la depravación de los yihadistas.

Cuando el ISIS capturó Mosul en el 2014, obligó a los cristianos a irse y destruyó sus casas, negocios e iglesias. En junio de 2015, los extremistas pegaron anuncios en las paredes de la ciudad donde informaban que convertirían la iglesia siro-ortodoxa de San Efrén en una “mezquita de los mujahidin”.

Un grupo de militares iraquíes reveló a Fox News que en la iglesia de San Efrén los terroristas tuvieron como prisioneras a sus esclavas sexuales.

Waseem Nenwaya, primer teniente del Ejército iraquí, dijo que en el sótano del templo encontraron ropa interior y cintas decoradas con flores que pertenecieron a las mujeres.

Nenwaya añadió que la iglesia también fue utilizada como un almacén de los documentos del ISIS.

Los yihadistas quitaron todos los símbolos y muebles cristianos del templo. En la fachada y en algunas paredes pintaron su bandera donde se lee en caracteres árabes “No hay más Dios que Alá”. También escribieron en los muros “permanecer”, que es parte de su lema “permanecer y expandirse”.

La zona de Mosul donde está ubicada la iglesia siro-ortodoxa de San Efrén fue liberada recientemente por el Ejército iraquí.

La gente del lugar decidió restaurar el templo, que está severamente dañado, y devolverlo a los cristianos. Waseem Nenwaya indicó que varias ONG francesas e italianas se comprometieron para ayudar en esta tarea.

Aparte de los cristianos, los yazidíes son otra de las minorías religiosas que el Estado Islámico persigue.

Antes de la invasión de las huestes de Abu Bakr al-Baghdadi en el 2014, la mayoría de los yazidíes vivía en las ciudades de Mosul y Sinjar, ubicadas en la Llanura del Nínive.

Según informó Fox News, más de 6.500 yazidíes de la zona fueron secuestrados por la organización radical sunita. Los extremistas forzaron a sus rehenes a convertirse en combatientes o los utilizaron como esclavos sexuales.

La semana pasada, el Estado Islámico quemó vivas a 19 jóvenes yazidíes que se negaron a mantener relaciones íntimas con los yihadistas.

(Fuente: ACI)

Etiquetado , , , , , , , .Enlace para bookmark : permalink.

Deja un comentario