Los líderes kurdos buscan el apoyo de los cristianos para la independencia de la región autónoma de Irak

DCNwUd7WAAE5JRf

(ADI).- Masrour Barzani, jefe de inteligencia de la región autónoma del Kurdistán iraquí e hijo del presidente Masud, ha querido reunirse con una delegación de representantes de las Iglesias más arraigadas en la región. Entre los miembros de la delegación se encontraban el redentorista Bashar Warda, arzobispo caldeo de Erbil, y Mar Nicodemus Daud Matti Sharaf, obispo siro ortodoxo de Mosul. Durante la reunión, que ha tenido lugar el pasado 13 de junio en Erbil, se han abordado algunos problemas que hay que resolver con más urgencia en las zonas del norte de Irak, liberado del control de los yihadistas del Estado Islámico (Daesh, por su acrónimo en árabe). Además, se han detenido a considerar la posible estructura política futura en la región, especialmente a la luz del referéndum –anunciado por los líderes kurdos de la región autónoma del Kurdistán iraquí para el próximo 25 de Septiembre– que deberá establecer la completa independencia de la región autónoma de Irak.

Masrour Barzani ha reivindicado durante el encuentro el papel que ha jugado la región autónoma del Kurdistán y su gobierno en la acogida que han proporcionado a las decenas de miles de cristianos que tuvieron que huir principalmente de Mosul y de la Llanura de Nínive, cuando esa región de Irak calló en manos del Daesh. Según han informado fuentes del Partido democrático del Kurdistán, Masrour ha reafirmado la voluntad de defender la convivencia entre las diferentes componentes religiosas y étnicas de la población de cualquier discriminación sectaria, también en el futuro Kurdistán independiente. En este sentido, el hijo de Masud Barzani ha manifestado la disponibilidad de los líderes kurdos de Erbil para reconocer amplias prerrogativas de autonomía y de autogestión a los territorios de la Provincia de Nínive donde históricamente están enraizadas las Iglesias y comunidades cristianas locales, de modo que los derechos personales y comunitarios de todos estén totalmente protegidos.

La perspectiva de una secesión unilateral del Kurdistán iraquí, y su transformación en una entidad independiente del Estado, también pone en tela de juicio las comunidades cristianas de la región. Se pone de manifiesto cada vez más la intención de las fuerzas del Kurdistán iraquí de obtener el apoyo de los grupos políticos cristianos locales para la causa separatista, ofreciendo a cambio la promesa de una autonomía administrativa de la zona de la Llanura de Nínive.

Sin embargo, el frente de fuerzas y partidos kurdos todavía no tiene una posición unánime sobre cómo llevar a cabo el referéndum y sobre el propósito del referéndum, y esto podría poner en peligro su aplicación efectiva. Según algunos parlamentarios y políticos kurdos, el referéndum debería celebrarse sólo en las llamadas “zonas en disputa”, ya que parece obvio el apoyo a la independencia de las poblaciones sometidas al Gobierno de la Región Autónoma del Kurdistán iraquí.

Najmiddin Karim, gobernador de Kirkuk y jefe de la Unión Patriótica del Kurdistán, ha pedido recientemente que el referéndum para la proclamación de independencia del Kurdistán iraquí incluya también a los habitantes de la provincia de Kirkuk, que en su opinión ha sido despojada de sus “derechos constitucionales, legales y administrativos” por parte del Gobierno central de Baghdad.

(Fuente: Agencia Fides)

Etiquetado , , , , .Enlace para bookmark : permalink.

Deja un comentario