Un doble ataque del Estado Islámico al Parlamento y al mausoleo de Jomeini deja doce muertos en Irán

2d9eadd94e0a83376dafd9b075c7b290

(ADI).- Teherán ha sido blanco este miércoles de un doble ataque terrorista del Estado Islámico perpetrado contra el Parlamento de Irán, donde cuatro asaltantes han irrumpido a tiros y y se han hecho fuertes durante horas en el interior del edificio, y contra el mausoleo del ayatolá Ruhola Jomeini, donde los terroristas han irrumpido a tiros y dos de ellos se han hecho estallar. En total, doce personas han muerto y otras 39 han resultado heridas por los atentados.

El primer atentado ha tenido lugar a media mañana en el Parlamento, en el centro de la capital iraní, cuando cuatro hombres armados con fusiles Kalashnikov, pistolas y explosivos han irrumpido en el edificio y han abierto fuego de forma indiscriminada. Uno de los atacantes ha salido a la avenida que discurre junto al Parlamento y ha disparado a los viandantes, aunque las fuerzas de seguridad han respondido y le han forzado a regresar al interior.

El viceministro iraní de Interior, Mohammad Hossein Zolfaghari, ha detallado horas después que los atacantes han entrado por la puerta principal, vestidos de mujeres. También ha precisado que uno de ellos ha sido abatido por las fuerzas de seguridad, mientras que otro ha muerto al hacer estallar un chaleco explosivo.

Los otros dos asaltantes se han atrincherado en los pisos superiores del edificio, mientras mantenían retenidas a varias personas, si bien este extremo no ha sido confirmado por las autoridades. Al final, tras cinco horas de cerco policial, ambos han sido también abatidos.

Pese a todo, el expresidente iraní y actual presidente de la Asamblea Consultiva Islámica, Ali Larijani, ha calificado el ataque contra el  Parlamento de “incidente menor” y ha asegurado que las fuerzas de seguridad están perfectamente preparadas para responder a los “cobardes atacantes”. De hecho, pese a que el edificio estaba clausurado, la sesión parlamentaria se ha celebrado.

El balance de los servicios de emergencia no detalla la procedencia de las doce víctimas mortales. Según fuentes parlamentarias, al menos siete personas han muerto por los disparos durante el asalto al Parlamento, entre ellos un guardia de seguridad.

El segundo atentado ha tenido lugar, casi simultáneamente, en el patio del mausoleo del imán Ruholá Jomeiní, aunque en este caso no está claro cuántos terroristas habrían perpetrado el ataque. Un responsable del complejo, citado por diferentes agencias, ha declarado que había “tres o cuatro” atacantes.

Medios de comunicación locales han señalado que dos de los agresores, uno de ellos una mujer, han sido detenidos por las fuerzas de seguridad, mientras que otros dos se han hecho estallar durante el ataque. Otras fuentes, sin embargo, aseguran que uno de los atacantes ha sido abatido por las fuerzas de seguridad.

Como resultado de este asalto, al menos cuatro visitantes han resultado heridos y un jardinero del mausoleo ha muerto. Las fuerzas de seguridad, en cualquier caso, también han logrado controlar ya la situación.

Durante los ataques, las autoridades iraníes han reforzado las medidas de protección en torno a los edificios oficiales, como la sede de la Presidencia, y se han cerrado algunas estaciones de metro de la ciudad.

El ministro de Interior, Abdolreza Rahmani Fazli, ha reunido de urgencia al Consejo Nacional de Seguridad. Por su parte, el Ministerio de Inteligencia ha asegurado que otro grupo de “terroristas” ha sido neutralizado en Teherán antes de que pudiera atentar y ha pedido a los ciudadanos que eviten el transporte público.

El Estado Islámico ha reivindicado ambos atentados. A través de la agencia Amaq, afín a los yihadistas, ha publicado un breve vídeo, supuestamente filmado en un despacho del Parlamento, en el que se ve un hombre armado y una persona muerta, tendida en el suelo boca abajo, mientras se escuchan disparos de fondo. Amaq también ha publicado tres notas al respecto, incluyendo una en la que se informaba que el asalto no había terminado.

Este tipo de ataques contra lugares de gran significado simbólico son muy raros en suelo iraní, dado el férreo control que ejercen los servicios de seguridad, por lo que los últimos se remontan a finales de los años 70. La República Islámica de Irán, de confesión chií, combate en Siria y en Irak a las organizaciones extremistas suníes, como el Estado Islámico.

El grupo yihadista difundió en marzo un vídeo en farsi en el que prometía “conquistar Irán y devolverlo a la nación musulmana suní”, así como provocar “un baño de sangre” entre los chiíes.

iran

(Fuente: Agencias)

Etiquetado , , , , .Enlace para bookmark : permalink.

Los comentarios están cerrados.