Varios Estados árabes rompen sus relaciones diplomáticas con Qatar acusándolo de terrorismo

ruptura-relaciones-qatar

(ADI).- En la madrugada del domingo al lunes los Emiratos Árabes Unidos, Bahréin, Arabia Saudita y Egipto rompieron relaciones diplomáticas con Doha por su supuesto apoyo y financiación de organizaciones terroristas. Más tarde Yemen y Libia adoptaron la misma medida. Varias aerolíneas de los citados países han anunciado la suspensión de la comunicación aérea con Qatar a partir del martes.

“Ante la insistencia del Estado de Qatar de continuar socavando la seguridad y la estabilidad de la región y su incapacidad para cumplir con los compromisos y acuerdos internacionales, se ha decidido tomar las siguientes medidas necesarias para salvaguardar los intereses de los países del Consejo de Cooperación del Golfo y el pueblo qatarí”, han detallado en un comunicado divulgado en la últimas horas.

Se trata de una ruptura sin precedentes entre los miembros más poderosos del Consejo de Cooperación para los Estados Árabes del Golfo.

El movimiento coordinado agrava dramáticamente una disputa sobre el apoyo de Qatar a la los Hermanos Musulmanes, el movimiento islamista más antiguo del mundo, y añade acusaciones de que Doha respalda la agenda de Irán.

La división entre Doha y sus aliados más cercanos puede tener repercusiones en Oriente Próximo, donde los Estados del Golfo han utilizado su poder financiero y político para influir en los acontecimientos en Libia, Egipto, Siria, Irak y Yemen.

Arabia Saudita, la cuna del islam más extremista, ha sido el primer país en anunciar este cisma que afecta a viejos aliados de Estados Unidos apenas dos semanas después de que Donald Trump les instara desde Riad a unirse contra el terrorismo.

La monarquía saudí ha argumentado que ejerce su “derecho soberano, garantizado por el Derecho Internacional” y ha pedido a todos los países “hermanos y amigos” que “apliquen las mismas medidas lo antes posible”.

Fuentes gubernamentales de Arabia Saudita han insistido en que las medidas fueron adoptadas “para proteger su seguridad nacional de los peligros del terrorismo y el extremismo”.

“Las medidas son injustificadas y están basadas en acusaciones y denuncias que no se apoyan en hechos”, ha replicado el ministerio de Asuntos Exteriores qatarí, que ha exigido que las decisiones “no afecten a las vidas de sus ciudadanos y residentes”.

El Gobierno de Qatar ha lamentado la decisión anunciada por los Emiratos Árabes Unidos, Bahréin, Arabia Saudita y Egipto de romper relaciones diplomáticas, al tiempo que ha denunciado que se ha montado una “campaña de mentiras” en su contra.

La ruptura de las relaciones diplomáticas entre varios Estados árabes y Qatar no hace otra cosa que desestabilizar la situación en la región, ha afirmado el jefe adjunto de la Administración presidencial iraní, Hamid Abutalebi.

“El tiempo de las acciones de represalia ha pasado. La ruptura de las relaciones diplomáticas y el cierre de las fronteras no son una salida para la crisis”, ha señalado Abutalebi. El alto funcionario ha añadido que la “agresión no tendrá ningún efecto” y solo “llevará a una desestabilización [de la situación en la región]”.

En nuestra opinión hay dos posibles razones para esta ruptura: o el acercamiento de Qatar a Irán, o más probablemente sea un “lavado de cara” de Arabia Saudita para rechazar las acusaciones de apoyar al terrorismo islámico, algo que ha hecho desde el principio, siendo el principal exportador del islamismo wahabita en todo el mundo y el principal sostenedor ideológico y económico (junto con Qatar) de muchos grupos extremistas sunitas. No deja de ser tragicómico que Arabia se presente ahora como un enemigo del extremismo.

(Fuente: Agencias)

Etiquetado , , , , , , , , .Enlace para bookmark : permalink.

Deja un comentario