VII Domingo de Pascua en Bagdad – Irak

18766521_1280029998782762_8026752107148100885_o

El día de la Ascensión a los cielos, fue el día 40º después de la Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo de entre los muertos. En algunos lugares del mundo, la solemnidad de la Ascensión se celebra el domingo anterior a Pentecontés; en otras partel del mundo dicha fiesta se celebra en Jueves, posterior al VI Domingo de Pascua, como ocurre en los paises del Medio Oriente, por tal motivo, hemos celebrado el VII Domingo de Pascua.

En la Misa de la mañana, el P. Enrique Montes, IVE presidió la Eucaristía y en la prédica habló sobre las palabras del Evangelio: “esta es la Vida eterna, que te conozcan a Tí, oh Padre, único Dios verdadero y a tu enviado Jesucristo”. Se refirió entonces a la virtud teologal de la fe, que nos da el verdadero conocimiento de Dios; tenemos necesidad de pedir el aumento de nuestra fe cada día. Pero ese conocimiento se debe a su vez plasmar en las obras, según las palabras del Apóstol Santiago “la fe si no va acompañada de obras es una fe muerta”; a ejemplo de nuestros mártires, que prefirieron perder la vida y no perder ese conocimiento de Dios en el cual consiste la Vida eterna.

En la Misa de la tarde, presidió el P. Ziad, OP y la Eucaristía estuvo solemnizada con los cantos de nuestro coro. En dicha Misa, el P. Enrique estuvo escuchando confesiones.

Finalmente en la Capilla “Nuestra Señora de Fátima”, celebró la Santa Misa el P. Jorge Cortés, IVE y se refirió en el sermón a la segunda lectura en la cual el Apóstol San Pedro, distingue entre el sufrimiento de los malos y el sufimiento por ser cristiano: “que ninguno de vosotros tenga que sufrir por criminal, ladrón, malhechor, o simplemente por entrometido. En cambio, si sufre por ser cristiano, que le dé gracias a Dios por llevar ese nombre”

Ya el próximo domingo, será la Solemnidad de Pentecostés; oremos para que el Espíritu Santo, descienda sobre cada uno de nosotros, y que nos conceda el conocimiento de los misterios de la Vida de Cristo y las fuerzas para manifestar nuestro nombre de cristianos en nuestra vida personal

¡Bendiciones!

Etiquetado , , , , , , .Enlace para bookmark : permalink.

Deja un comentario