Patriarca caldeo: en Egipto el Papa ha abierto las puertas. Esperemos que también los musulmanes aprovechen su apoyo

IMG_0024

(ADI).- “El Papa Francisco, con sus discursos y gestos en su viaje a Egipto, ha abierto muchas puertas: con el Islam, con las autoridades políticas, entre los cristianos. Esperamos que los musulmanes también aprovechen la oportunidad y este apoyo que les ofrece la Iglesia”. Con estas palabras el Patriarca caldeo mar Louis Raphael I Sako ha sugerido cual es el camino para hacer florecer posibles desarrollos positivos de la visita apostólica del Papa Francisco a Egipto, el pasado 28 y 29 de abril. En esos días, el Primado de la Iglesia caldea estuvo presente en El Cairo, ya que había sido invitado a la Conferencia por la Paz organizada por la Universidad sunita de Al Azhar, que tuvo su momento de apogeo con la intervención del Pontífice.

“Me quede en Egipto durante los días siguientes y pude observar la profunda impresión dejada por la visita del Papa en todo el país. Todos estaban sorprendidos, se daban cuenta que había ocurrido algo nuevo. Los cristianos estaban felices, y desde luego la visita del Papa fue una gran consuelo para todos los bautizados de Oriente Medio. También estaban contentos los musulmanes, porque el Papa ha dado pasos y gestos que no se esperaban, como cuando abrazó durante un momento intenso al Gran Imam Ahmed al Tayyib, y lo llamó ‘hermano’ ”, ha señalado Mar Sako.

La visita del Papa –ha explicado el Patriarca caldeo– debe sustraerse de lecturas retóricas que se detienen sólo a celebrarla durante unos días, tal vez atribuyéndole efectos mágicos, sin cuestionar realmente las sugerencias para el camino del futuro, sembradas por el sucesor de Pedro en los discursos y en las reuniones durante sus días en Egipto. “Ahora, todas las puertas están abiertas”, ha subrayado. “Todos estamos llamados a asegurarnos de que no se cierren de nuevo. El Papa hizo discursos proféticos, sin recriminar o condenar a nadie, mostrando a todos el camino que tenemos por delante, para recorrer juntos”, ha insistido.

Su Beatitud ha dicho que “las Iglesias de Oriente Medio, y especialmente sus pastores, en este momento histórico, están llamados a no encerrarse en los automatismos de la rutina, y a actuar como una presencia profética al servicio de la reconciliación, de las reformas, de los derechos ciudadanos comunes y de la caridad, en nuestros países desgarrados por la violencia y el fanatismo sectario”. “El Papa, lo que tenía que hacer lo hizo. Ahora nos toca a todos nosotros, cristianos y musulmanes de Oriente Medio, hacer nuestra parte”, ha concluido.

(Fuente: Agencia Fides)

Etiquetado , , , , .Enlace para bookmark : permalink.

Deja un comentario