Celebración de la Pasión de Nuestro Señor Jesucristo en Bagdad – Irak

 

17757503_1241515135967582_1283136586830903610_nHoy Viernes Santo, a las 17.00 de Irak, comenzamos la celebración de la Pasión de Nuestro Señor Jesucristo.

El Altar de la Catedral, estaba sin el mantel y los celebrantes revestidos con ornamentos rojos entraron en la Iglesia, sin el tradicional canto de entrada. Todo esto son signos que la Iglesia nos propone para la celebración de la muerte en cruz de nuestro divino Maestro.

El Obispo, quién presidía la Santa Misa, se postró en tierra, mientras que los sacerdotes y el diácono, se arrodillaron frente al Altar. Luego de un breve momento de adoración, Mons. Jean Sleimán rezó la Oración Colecta de la ceremonia.

Primeramente se leyeron las dos lecturas y luego el Evangelio de la Pasión según San Juan.

Seguidamente se rezó la Oración Universal, pidiendo por todos los hombres, creyentes y no creyentes; los que sufren, los gobernantes, por la Iglesia Universal.

Luego de la Orqación Universal, el diácono, acompañado por dos acólitos, trajo la cruz cubierta y el Obispo la iba descubriendo mientras cantaba: Este es el árbol de la cruz, donde estuvo suspendida la Salvación del mundo.

Por tres veces, se va descubiendo la cruz; luego los fieles se acercaron para la adoración de la Cruz.

El diácono Ferás junto al P. Enrique Montes, IVE trajeron al Altar el Santísimo sacramento y comenzó la cuarta parte de la ceremonia. Luego los fieles se acercaron a comulgar el Cuerpo de Cristo.

Terminada la oración final y la petición a Dios para que bendiga a su Pueblo, los celebrantes se retiraron en silencio y la cruz quedó expuesta para la adoración.

Cristo ha muerto por todos nosotros; Cristo -como dice San Pablo- “me amó y se entregó a sí mismo por mí” (Fil 2, 20)

La Virgen quedó sola.

Contemplemos el dolor de tal hijo y de tal madre y pidamos a Dios la conversión de nuestros corazones

¡Bendiciones!

Etiquetado , , .Enlace para bookmark : permalink.

Deja un comentario