El Patriarcado caldeo pide que no se no persigan intereses privados en la reconstrucción de la Llanura de Nínive

img_3012

(ADI).- El Patriarcado caldeo lanzó un llamamiento para apoyar económicamente la reconstrucción de las ciudades y pueblos de la Llanura de Nínive donde vivían los cristianos que huyeron ante el avance del Estado Islámico (Daesh, por su acrónonimo en árabe), entre junio y agosto de 2014, a sus diócesis y comunidades en todo el mundo.

El Patriarcado caldeo y algunas diócesis ya pusieron a disposición unos 500 millones de dinares (equivalentes a más de 380 mil euros) para acelerar la restauración de casas e iglesias dañadas o destruidas durante los años de ocupación yihadista, y así permitir el retorno de las personas desplazadas que quieren volver a sus hogares. En este llamamiento, el Patriarcado caldeo pidió a todas las comunidades que sigan apoyando generosamente los programas de reconstrucción, como lo hicieron cuando se trataba de ayudar a los refugiados que huían de la Llanura de Nínive, de manera que se pueda garantizar, a los que lo deseen, el regreso antes del inicio del próximo año.

En el comunicado, el Patriarcado caldeo se declaró a favor de la participación de observadores internacionales encargados de supervisar las posibles violaciones y conflictos por parte de las fuerzas participantes en la guerra contra el Daesh, y evitar cualquier choque entre el gobierno central y el gobierno autónomo del Kurdistán iraquí en la dirección política y administrativa de los territorios ocupados anteriormente por los yihadistas. El Patriarcado subrayó la necesidad de involucrar, en el proceso de reconstrucción, a personas y grupos de profesionales cualificados, que trabajen con generosidad de espíritu y solidaridad, sin buscar “hacer carrera u obtener intereses personales”.

Según los datos proporcionados por el Patriarcado, los primeros estudios demostraron que en la Llanura de Nínive la ciudad más devastada durante la ocupación yihadista y luego durante la lucha que llevó a la expulsión de las milicias del autoproclamado Califato es Batnaya, mientras que otras ciudades como Telkuf, sufrieron menos daños. Mientras tanto, en la web se multiplicaron los grupos seguidos por cristianos iraquíes, que informaron de saqueos, devastación e incendios que se están produciendo en las zonas adyacentes a Mosul después de que las ciudades fueron abandonadas por las milicias yihadistas.

(Fuente: Agencia Fides)

Etiquetado , , , , , .Enlace para bookmark : permalink.

Deja un comentario