Pakistán – Al menos 88 muertos y centenares de heridos por un atentado suicida de Daesh en un templo sufí

 

1487263144_794411_1487274764_noticia_grande

(ADI).- Al menos 88 personas murieron y más de 340 resultaron heridas como consecuencia de un atentado suicida, reivindicado por el Estado Islámico (Daesh, por su acrónimo en árabe) y perpetrado este jueves en un templo sufí de la ciudad de Sehwan, en el sur de Pakistán. Entre las víctimas mortales habría al menos nueve mujeres y 30 niños.

Según informó la agencia Amaq, cercana al grupo terrorista, “un kamikaze de Daesh detonó su chaleco explosivo en una concentración de chiíes en el templo de Lal Shahbaz Qalandar, en la zona de Shewan”. En el momento de la explosión, una gran multitud de personas procedentes de distintos puntos de la provincia de Sindh estaban asistiendo a la ejecución del “dhamaal”, un ritual de música y danza típico de la tradición sufí.

El primer ministro paquistaní, Nawaz Sharif, pidió a las instituciones estatales que movilicen todos sus recursos para ayudar a las víctimas. El Ejército envió aviones y helicópteros a la zona para evacuar a los heridos, muchos de los cuales siguen en condiciones críticas.

Sharif condenó duramente este acto de violencia yihadista. A pesar del dolor por la pérdida de vidas humanas, afirmó que “no debemos dejar que estos hechos nos dividan. Debemos permanecer unidos en la lucha por la identidad pakistaní”. “Un ataque contra uno de nosotros es un ataque contra todos nosotros. Los sufíes fueron una parte importante en la lucha por la formación del país”, destacó el primer ministro paquistaní.

Los sufíes son objetivo de los talibanes y extremistas en Pakistán con frecuentes acciones contra sus templos, entre ellos el ataque suicida que causó 52 muertos y más de un centenar de heridos en Baluchistán el pasado mes de noviembre.

El atentado del jueves fue el sexto ataque de esta semana en Pakistán, un repunte de la violencia que se produce tras una gran disminución de los ataques desde que a inicios de 2014 las autoridades lanzaran una operación militar en las zonas tribales, que continúa en la actualidad, y que había envuelto al país en cierto optimismo tras una década de continuos atentados.

Según diferentes analistas, ante la perdida de terreno en Irak y Siria, el autoproclamado Califato decidió globalizar su amenaza con atentados como los realizados a lo largo de esta semana en Irak y Pakistán, en los que asesinó a cientos de personas.

(Fuentes: AsiaNews / Agencias)

Etiquetado , , , , .Enlace para bookmark : permalink.

Deja un comentario