Vosotros sois la sal de la tierra, vosotros sois la luz del mundo

16426048_1174276122691484_1026561778789108343_n

Estas son las palabras del Evangelio de la Santa Misa de ayer, domingo 5 de febrero y que fueron la base de las tres Misas que se celebraron, tanto en la Catedral de Bagdad – Irak como en la capilla Nuestra Señora de Fátima.

El Padre Jorge Cortés, IVE celebró la Misa de la mañana y confesó durante la Misa vespertina, la cual fue presidida por Mons. Jean Sleimán y concelebrada por uno de los Padres Dominicos, el Padre Aiar.

Por su parte el Padre Enrique Montes, IVE remplazó al Padre Ghadir, en la capilla Nuestra Señora de Fátima.

Como les decía el Papa Juan Pablo Magno a los jóvenes como preparación de la JMJ en Toronto en el año 2002:

“¡Descubrid vuestras raíces cristianas, aprended la historia de la Iglesia, profundizad el conocimiento de la herencia espiritual que os ha sido transmitido, seguid a los testigos y a los maestros que os han precedido! Sólo permaneciendo fieles a los mandamientos de Dios, a la alianza que Cristo ha sellado con su sangre derramada en la Cruz, podréis ser los apóstoles y los testigos del nuevo milenio.

Es propio de la condición humana, y especialmente de la juventud, buscar lo absoluto, el sentido y la plenitud de la existencia. Queridos jóvenes, ¡no os contentéis con nada que esté por debajo de los ideales más altos! No os dejéis desanimar por los que, decepcionados de la vida, se han hecho sordos a los deseos más profundos y más auténticos de su corazón. Tenéis razón en no resignaros a las diversiones insulsas, a las modas pasajeras y a los proyectos insignificantes. Si mantenéis grandes deseos para el Señor, sabréis evitar la mediocridad y el conformismo, tan difusos en nuestra sociedad”

¡Bendiciones!

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , .Enlace para bookmark : permalink.

Deja un comentario