Líbano – La Iglesia maronita anuncia la celebración del “Año del martirio y los mártires”

(ADI).- El obispo de Batroun (Líbano), monseñor Mounir Khairallah, anunció este jueves que la Iglesia maronita celebrará el “Año del martirio y de los mártires”. Monseñor Khairallah se refirió a este importante acontecimiento eclesial durante una conferencia de prensa en el Centro católico de información.

El año dará comienzo el próximo jueves, 9 de febrero, fiesta de San Marón (monje anacoreta del siglo V que dio su nombre a la tradición maronita), y finalizará el 2 de marzo de 2018, fiesta de San Juan Marón (primer patriarca maronita del siglo VII), indicó la agencia AsiaNews.

En un mensaje para la ocasión, el patriarca Bechara Boutros Rai explicó que dedicar este año a dicho tema es muy oportuno, ya que vivimos una época en la cual la Iglesia sufre la persecución en muchos lugares, y en particular en Oriente Medio.

Esta iniciativa será una ocasión para conocer mejor la figura de los mártires, redescubrir su rostro y ponerlos más en el centro de la Iglesia. Así, se celebrarán diversas actividades y se espera que los fieles se animen a participar masivamente.

“El ejemplo luminoso de los que han sufrido la persecución, la violencia y la muerte a causa de su fe” no debe ser olvidado. Con estas palabras, San Juan Pablo Magno elogió el testimonio de los mártires del cristianismo del siglo XX. El siglo pasado fue prolijo en mártires “que han pagado su amor a Cristo vertiendo su propia sangre”, añadió, en una ceremonia al pie del Coliseo de Roma.

El Papa polaco −ya santo− estaba convencido de que, igual que los mártires romanos de los tres primeros siglos fueron sin duda la semilla básica de la que brotaron los frutos de la evangelización de Europa en el primer milenio, así también la sangre de los mártires del siglo XX está llamada a fecundar la evangelización del tercer milenio.

La importancia y trascendencia que para Juan Pablo II significaron el martirio y la figura de los mártires cristianos está más que comprobada. No son difíciles de comprender las razones de su profética convicción: los mártires del siglo XX son personas de la misma fibra espiritual que los de los primeros siglos y que los de todas las épocas. Aunque en el siglo XX en número fueron más que los de todos los siglos anteriores juntos, son cristianos que llegada la hora de la verdad se mostraron capaces de no anteponer nada a su fidelidad a Jesucristo y a la fe; nada, ni siquiera la vida. Prefirieron morir a traicionar su fe.

Del mismo modo que sus dos antecesores, el Papa Francisco también suele recordar frecuentemente a los mártires contemporáneos, subrayando que “hoy son mucho más numerosos que en los primeros siglos”. En la homilía pronunciada el pasado 30 de enero en la Casa Santa Marta, dijo: “La mayor fortaleza de la Iglesia en la actualidad se encuentra en las pequeñas Iglesias, pequeñas, con poca gente, perseguidas, con sus obispos en la cárcel. Esta es nuestra gloria ahora, esta es nuestra gloria y nuestra fuerza hoy”.

(Fuente: AsiaNews / L’Orient-Le Jour)

Etiquetado , , .Enlace para bookmark : permalink.

Deja un comentario