Irak – El Patriarca caldeo invita a luchar contra el extremismo religioso a musulmanes y cristianos

(ADI).- El patriarca caldeo mar Louis Raphael I Sako fue invitado este sábado en Bagdad a una conferencia sobre la protección de la libertad religiosa. En el encuentro, organizado por la Fundación Massarat, participaron líderes religiosos, intelectuales y activistas de diferentes movimientos cívicos.

Durante su intervención, titulada “El discurso de incitación como forma de terrorismo”, mar Sako señaló que el extremismo se ha convertido en un “fenómeno terrorista aterrador y perturbador en la región y en todo el mundo”. Se trata de “una tragedia que nos afecta a los cristianos orientales y a otras minorías religiosas”, añadió. Esta lacra “solo la podemos afrontar con la oración, la inmigración y el dolor”, enfatizó.

Por este motivo, Su Beatitud afirmó que es muy necesario concienciar a la sociedad sobre el hecho de que “el uso de la religión por parte de los extremistas y fundamentalistas como un arma para crear conflictos y guerra, socava la paz y crea distancia y odio entre las personas del mismo país”. Por el contrario, recordó, “la religión debe ser utilizada como un factor activo e influyente para difundir la paz y la consolidación de la coexistencia en la región y el mundo”.

Así, el Primado caldeo invitó a los presentes a tener en cuenta dos recomendaciones. En primer lugar, pidió que haya una “identificación oficial” de los discursos de incitación al odio o la violencia, independientemente de las fuentes. Deben considerarse, dijo, “como un delito y una forma de terrorismo”. A continuación, subrayó la necesidad urgente que tienen los musulmanes y los cristianos de reparar y corregir esta situación.

La esperada derrota de los yihadistas y de sus campañas de terror ofrece la oportunidad de crear un verdadero cambio en la política de Irak, que tenga como objetivo construir un estado democrático basado en el principio de la ciudadanía, aseguró mar Sako. Para lograr este objetivo, indicó, será necesario comenzar un proceso de “reconciliación nacional”.

El Patriarca caldeo consideró que “tenemos una verdadera oportunidad para salvar a nuestra gente del extremismo, el terrorismo y las consecuencias de la guerra”. Para no dejar pasar esta ocasión única, es necesario “adoptar una cultura de tolerancia, convergencia, modernidad, madurez y apertura”.

Su Beatitud finalizó su discurso enumerando una serie de “signos positivos” relacionados con la lucha contra el extremismo: la declaración realizada por las autoridades de Nayaf animando a los musulmanes a compartir la celebración de la Navidad con los cristianos; el seguimiento llevado a cabo por el Ministerio iraquí para las dotaciones y asuntos religiosos de los discursos sediciosos que incitan al odio y maldicen a los cristianos en las oraciones musulmanas; y las medidas adoptadas por el Ministerio de asuntos religiosos de la región autónoma del Kurdistán iraquí para prohibir y castigar cualquier discurso o expresión ofensiva contra otras religiones.

(Fuente: Agencia Fides / Patriarcado Caldeo de Babilonia)

Etiquetado , , , , , .Enlace para bookmark : permalink.

Deja un comentario