África/Nigeria – Decretada la emergencia alimentaria en zonas recuperadas a Boko Haram

Maiduguri (Agencia Fides).- La crisis en el estado de Borno ha alcanzado niveles alarmantes, con al menos 500 mil personas desplazadas o aisladas en enclaves fuera de la capital, Maiduguri, a causa de la violencia de Boko Haram. Los desplazados se ven privados de cualquier medio de supervivencia, los agricultores ya no pueden trabajar la tierra, las rutas comerciales en las zonas controladas por las milicias extremistas han sido cerradas y los mercados están vacíos.

El pasado mes de junio, el gobierno de Nigeria finalmente ha declarado la emergencia nutricional en el estado, reconociendo la importancia de esta crisis humanitaria. Pero la gente sigue muriendo de hambre. Los niños menores de cinco años prácticamente han desaparecido. La falta de alimentos ha dado lugar a una tasa de malnutrición sin precedentes y los niveles de mortalidad van más allá del umbral de emergencia.

La alarma ha sido lanzada por Médicos Sin Fronteras después de la reciente visita al país del presidente internacional de la ONG, que pide un aumento urgente y masivo de las intervenciones humanitarias para garantizar a las personas los alimentos y la atención médica necesaria.

En un comunicado enviado a la Agencia Fides se lee que, en dos de los once campos de refugiados de la ciudad de Maiduguri, el 50% de los niños menores de 5 años sufren de desnutrición aguda en los últimos meses. Al mismo tiempo, la tasa de mortalidad infantil es muy alta: cada día mueren 5 niños de los 10 mil en el campo de Muna Garage y 8 de cada 10 mil en Custom House, respectivamente 2,5 y 4 veces el umbral de emergencia. En cuanto a las vacunaciones, sólo el 50% de los niños de entre 9 meses y 5 años ha recibido una cobertura contra el sarampión en Custom House y menos del 30% en Muna Garage.

Boko Haram ha ocasionado que más 2,6 millones de nigerianos se desplacen y que al menos 20 mil personas hayan muerto por la violencia desde 2009. La insurgencia yihadista ha afectado a la cotidianidad de toda la zona, obstaculizando a más de un millón de niños poder ir a la escuela. Además, las acciones virulentas han interrumpido el comercio tanto interno como hacia los países vecinos y complicado el acceso a los servicios básicos. Todo ello, ha provocado esta grave crisis humanitaria en el noreste de Nigeria.

Etiquetado , , , , , , .Enlace para bookmark : permalink.

Deja un comentario