Entre el dolor y la esperanza: Así es la Navidad de los cristianos en Irak

(ACI).- Yousif Anees es un cristiano iraquí de 30 años que trabaja como microbiólogo y vive en la ciudad de Ankawa. En el año 2014 su ciudad, Qaraqosh, fue tomada por el Estado Islámico (ISIS). Ahora pasará por tercer año consecutivo, al igual que otros cristianos iraquíes, la Navidad lejos de casa y con su familia dividida.

En diálogo con ACI Prensa desde Irak, Yousif comentó que muchas familias pasarán esta Navidad divididas porque “varios miembros han huido a varios países por la persecución del ISIS. No es como antes que sí nos juntábamos en familia para estas fechas”.

Aunque la mayoría de ciudades alrededor de Mosul han sido liberadas por el ejército iraquí, el joven comentó que la gente todavía no puede volver a sus casas porque están esperando a que acaben los enfrentamientos y saber quién controlará la ciudad.

También dijo que la gente se está preguntando sobre quién va a reconstruir las casas destruidas por el ISIS -que están llenas de químicos y explosivos- porque para eso “se necesita dinero y confianza”.

“¿Quién va a responder esta pregunta? No lo sé. Hay gente que está pensando en irse de Irak porque ven que aquí no hay futuro. Los que están en los campos de refugiados o los que viven en casas alquiladas están esperando volver a sus aldeas, a sus iglesias, a su barrio. Es su tierra”, expresó.

Sin embargo, Yousif consideró que para esta Navidad “la celebración y la oración no dependen de la tierra. Tenemos fe en Jesús, Dios y en María”.

“Este es el tercer año que estamos celebrando la Navidad lejos de nuestras iglesias, de nuestra tierra. Así que debemos celebrar como Jesús fue nuestro salvador, incluso si pensamos que hemos perdido todo desde el dinero, nuestra casa y nuestros recuerdos. Pero no hemos perdido a Jesús, Él está en nuestro corazón y estaremos orando en esta celebración”, indicó.

Yousif dijo que los cristianos en la zona de Ankawa tendrán Misas por Navidad en el campo de refugiados los días 24 de diciembre en la noche, el 25 y 26.

“Somos como 100 mil personas que no tenemos una iglesia o las iglesias que hay son muy pequeñas para albergarnos a todos. Para mí la Iglesia no es un edificio sino es la gente cuando se reúne en el nombre de Jesucristo”, comentó.

Yousif recordó que luego de llegar a Ankawa en el año 2014 tras huir de Qaraqosh, recibió una llamada telefónica de su madre quien le dijo entre lágrimas que “su ciudad ya no estaba” y vio cómo la gente lloraba en las calles.

“Luego de enterarnos de que el ISIS había colonizado nuestra ciudad no dormimos durante un mes”, contó.

Yousif fue a visitar cuatro veces su ciudad desde que fue liberada del Estado Islámico en octubre.

“Cuando volví a ver mi ciudad quedé en shock. Me comenzó a doler la cabeza, quedé como inconsciente. Estaba con otras tres personas. Me decían que no tocara nada, que no abriera ninguna puerta porque podían haber bombas. Era como ser un extraño en tu propia casa, en tu tierra”.

“Sin embargo yo abrí toda puerta que vi cerrada y toqué todo”, comentó.

El pasado 17 de octubre, el Ejército iraquí comenzó la ofensiva para liberar Mosul, que fue ocupada por el Estado Islámico desde el año 2014 y que convirtió en su bastión.

Hasta ahora liberaron 32 distritos de la ciudad y en cada aldea que recuperaron colocaron una cruz fabricada con madera en el techo de las iglesias.

La semana pasada, el canal de televisión iraquí Al-Iraqia publicó las declaraciones del Primer Ministro, Haider al Abadi, quien dijo que “están revisando el plan de liberación de Mosul”, que “están satisfechos con la conducción de las operaciones militares” y que “hay un avance significativo en el plan y que están llegando a la fase final”.

También indicó que “tenemos la intención de devolver a las personas desplazadas a sus ciudades después de la liberación”.

El general de brigada y alto comandante de la Unidad de Lucha Antiterrorista de Irak, Abdolwahab al- Saedi, expresó en un comunicado que “solo faltan seis barrios para la liberación total” del sector este de Mosul. Hasta la fecha fueron liberados 32 distritos del ISIS.

A través de su sitio web, la organización Fraternité en Irak indicó que actualmente en varias de las villas cristianas liberadas en la Llanura de Nínive del Estado Islámico se está realizando un proceso cuidadoso y riguroso de desminado debido a que los terroristas colocaron minas en la zona.

También señalaron que 11 personas murieron por causa de explosiones al intentar entrar en sus casas.

Etiquetado , , , .Enlace para bookmark : permalink.

Deja un comentario