Atentado en Berlín: mueren 12 personas arrolladas por un camión en un mercadillo de Navidad

(Agencias).- La canciller alemana Angela Merkel confirmó este martes que el dramático atropello sucedido en la noche del lunes en Berlín es un “acto terrorista”. Al menos 12 personas murieron y otras 48 están heridas después de que un camión arrollara a 60 peatones en un mercadillo navideño en el centro de Berlín.

El vehículo, que viajaba de Italia a Berlín cargando una estructura de acero para construcción, podría haber sido robado en Polonia. El camión irrumpió en la zona peatonal, circuló por un camino entre los puestos del mercadillo y acabó estrellándose contra un gran pino de Navidad en el centro de la plaza. Tras el fuerte impacto con el árbol, en el asiento del copiloto yacía un hombre de nacionalidad polaca, y previsiblemente el conductor habitual del vehículo.

El ataque recuerda al ocurrido el pasado 14 de julio en Niza, cuando un terrorista embistió a centenares de personas que celebraban en el paseo marítimo el Día de la Fiesta Nacional francesa. Murieron 86 personas.

La Fiscalía Federal abrió un procedimiento y le encargó a la Oficina Federal de Investigación Criminal (BKA) las investigaciones, hasta ahora en manos de la Policía de Berlín.

De momento, el único detenido es un joven de Pakistán que llegó a Alemania hace casi un año y residía en un centro para refugiados en Berlín. El sospechoso fue arrestado poco después del atropello. Al parecer, ya estaba fichado por la Policía por cometer delitos menores.

El presidente de la BKA, Holger Münch, se refirió en una rueda de prensa a las dudas que aún persisten sobre si el detenido es el autor o uno de los autores del atentado, así como a la ausencia de la pistola utilizada para matar al conductor del camión empleado en el ataque.

“No sabemos si se trata tan sólo de un sólo atacante, por lo que estamos altamente alarmados”, afirmó Münch, que aseguró que las fuerzas de seguridad tratan de identificar con la mayor diligencia a los responsables del ataque.

En esta misma comparecencia, el fiscal federal, Peter Frank avanzó que todos los indicios apuntan a que el “atentado con trasfondo terrorista” fue cometido por una persona o un grupo de personas del que, probablemente, no forma parte el único detenido.

Lo único que se sabe a ciencia cierta es que, según los testigos, una persona se bajó del camión tras arrollar a los viandantes, pero aún se desconoce “si detrás hay más personas”, si se trata de un grupo y si el autor del ataque “fue dirigido e instruido desde fuera”.

Al cierre de esta edición,  la Policía alemana liberó sin cargos al único sospechoso, al que detuvo anoche, pocas horas después del ataque, según informó la Fiscalía. El arrestado, que no estaba en las bases de datos de sospechosos de terrorismo, había negado todos los hechos que se le imputaban.

Además, el Estado Islámico (EI o Daesh, por su acrónimo en árabe) reivindicó el atentado del lunes a través de la agencia de noticias Al Amaq. Un día después, como ya ocurriera en el ataque de Niza, el grupo yihadista aseguró en un breve comunicado que el autor es un “soldado” del EI.

Alemania vivió hoy una jornada de luto oficial. El ministro alemán de Interior, Thomas de Maizière, ordenó que las banderas ondeen a media asta en todo el país en recuerdo de las víctimas del “ataque violento”.

Mientras, los ministros de Interior de los Länder revisan las medidas seguridad en torno a los tradicionales mercadillos de Navidad, muchos de los cuales permanecerán cerrados.

La zona del suceso (Breitscheidplatz) es una de las más turísticas de Berlín, repleta de comercios, restaurantes y hoteles, además del famoso zoo de la ciudad y de la Iglesia Memorial Kaiser Wilhelm.

El pasado mes de julio Alemania fue escenario de dos ataques yihadistas, cometidos por un menor refugiado afgano en un tren de cercanías en Würzburg y por un solicitante de asilo sirio en Ansbach, que murió al detonar una mochila con explosivos.

Etiquetado , , , .Enlace para bookmark : permalink.

Deja un comentario